“El dólar seguirá subiendo”

Así lo aseguró Felipe Campos, analista de Alianza Valores, sugiriendo que podría alcanzar niveles de hasta $2.600 en 2015, incluso con el tono paciente actual de la Reserva Federal.

123rf
El discurso que Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, dio ante el capitolio de los Estados Unidos era para muchos el espacio en el que por fin se tendría más claridad sobre el momento en que se empezará a subir la tasa de interés de este país. Sin embargo en el comunicado de este martes la funcionaria fue reservada y no suministró  mucha información adicional. “El mensaje que transmitió Yellen en su discurso fue de flexibilidad. La funcionaria explicó que la Fed  pensaba estudiar con calma la evolución de la inflación y del desempleo dentro de Estados Unidos, y con base en esto tomar sus decisiones”, explicó Sebastián Díaz, analista del Banco de Bogotá.
 
Es por esto que dependiendo de la forma en que salgan los próximos reportes de inflación y de desempleo, la Fed podría mantener o cambiar su postura en la reunión del siguiente 18 de marzo. Aunque “el mercado ya está tomando por hecho que el dato del  Índice de Precios al Consumidor de Estados Unidos de este mes será negativo y que habrá un buen nivel de generación de empleo”, agregó Díaz.
 
El mercado esperaba que el discurso de Yellen favorecería el pronto levantamiento de la tasa interés, y es por esto que momentos antes del pronunciamiento de la presidenta de la Fed la mayoría de las monedas del mundo se estaban devaluando de manera significativa. Fue un fenómeno especialmente marcado en el caso colombiano, ya que minutos antes del discurso la tasa de cambio local presentó máximos de hace seis años, al punto que llegó a situarse por encima de los $2.510. Después del comunicado la Tasa Representativa del Mercado retorno a niveles cercanos a $2.490.
 
Felipe Campos, analista de Alianza Valores, advirtió que “aún con el tono paciente de la presidenta de la Fed, el dólar seguirá subiendo, aunque este tipo de pronunciamientos determinarán la velocidad de la devaluación del peso Colombiano. Además, a medida que pasa el tiempo el levantamiento de la tasa de interés de la Reserva Federal se acerca cada vez más”. Campos también argumentó que “a pesar de que la mayoría de las monedas del mundo se estén devaluando, preocupa que el peso colombiano sea la divisa que más ha perdido valor, provocando que mientras la mayoría de los mercados de capitales del mundo se estén valorizando, la Bolsa de Valores de Colombia se está depreciando. Son todos  indicios que muestran que los inversionistas ya tienen claro que el país se está desacelerando”.
 
El problema con velocidades tan grandes de devaluación es que los activos internos tienden a sufrir. Cuando un inversionista extranjero observa que la tasa de cambio colombiana crece a ritmo de hasta $40 por día, como sucedió en la jornada de este lunes, él puede optar por vender sus títulos porque lo que estaría ganando con la rentabilidad de sus papeles lo estaría perdiendo  al momento de hacer el cambio de pesos a dólares.
 
Otro de los anuncios que han generado presiones en el mercado de divisas colombiano fue el último reporte de importaciones del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). En diciembre de 2014 las importaciones del país crecieron 11,2% con respecto a igual mes de 2013. El incremento estuvo explicado por una subida de 7,8% en el grupo de manufacturas y de 37,7% en el grupo de combustibles, ambos aportando en conjunto 9,7 puntos porcentuales al resultado. En todo 2014 los bienes que llegaron al país crecieron7,8% con respecto a 2013 y la balanza comercial registró un déficit de US$ 6.293 millones. 
 
Temas relacionados