El Dorado no será el más caro de la región

La eliminación de los carrotanques para abastecer los aviones incrementará la operación en US$4 centavos por galón.

Andrés Ortega Rezk, gerente de la concesión Opaín. / Jairo Chacón - El Espectador

La escalada de alzas en servicios que se avecina en el aeropuerto El Dorado, según la denuncia de la Asociación del Transporte Aéreo en Colombia (ATAC), que llevaría a Bogotá a ser la terminal aérea más cara de la región, fue desvirtuada por Opaín.

El gerente de la concesión, Andrés Ortega Rezk, señaló que no es cierta esta posición y que si bien se está hablando de un incremento de US$4 centavos por galón, para cubrir el pago de la construcción de la red que permitirá eliminar el uso de camiones en el tanqueo de los aviones, esto solo representará a los pasajeros $700 en vuelos nacionales y $5.000 en internacionales.

El directivo sostuvo que estos recursos no ingresarán al concesionario, sino a la firma Allied, a la que fue entregada la operación del tanqueo y quien invertirá US$75 millones en su construcción.

Frente a esta posición, el presidente ejecutivo de ATAC, Gilberto Salcedo, señaló que no es clara la razón por la cual se incrementará esta cifra de US$4 centavos por galón en el tanqueo y tampoco la razón porque las obras pasaron de US$30 millones a US$60 millones y ahora a US$75 millones.

Salcedo considera que con el consumo de combustible al año, que es de 220 millones de galones, con el incremento que se aplicará, en tres años se pagará la inversión.

“Nosotros lo que estamos denunciando es que el concesionario se va a seguir lucrando, con una cifra cercana a los US$21 millones, cuando debería ser más barato por la implementación del sistema ya pago”, indicó.

Pero esta discusión será resuelta por un tercero, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), que a través del interventor del proyecto deberá analizar los números de las partes y dar una posición antes de finalizar este mes.
Para el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, las cifras no son descabelladas, ya que no tendrán un impacto tan fuerte en el valor de los tiquetes.

Andrade explicó que “el contrato señala que Opaín debe construir la red de distribución y que puede hacerlo directamente o a través de un tercero, como efectivamente lo hizo con la firma internacional Allied, una de las más grandes en este tipo de operación, lo que deja al país tranquilo. Inclusive fue la más barata”.

Frente a la posición de ATAC sobre el dato de que la inversión se puede recaudar en dos o tres años, Andrade señaló que esto no es cierto, ya que la operación del sistema tiene un costo y además, de los ingresos de US$21 millones, el operador debe pagar impuestos.

Salcedo le pidió al Gobierno que haga sus ajustes para evitar que el sector siga perdiendo competitividad frente a otros países de la región, ya que los problemas no son solo de El Dorado, sino de otros aeropuertos de Colombia.

Temas relacionados