El empleo toma fuerza en EE.UU.

Estados Unidos reportaron un crecimiento más alto de lo esperado en sus cifras de empleo, que fue de 175.000 nuevos puestos en mayo. Esto, al tiempo que el mercado laboral se acerca al tipo de impulso que persuadiría a la Reserva Federal de desacelerar sus compras de activos de US$85.000 millones al mes.

En Estados Unidos se crearon 175.000 nuevos empleos en mayo.  / AFP
En Estados Unidos se crearon 175.000 nuevos empleos en mayo. / AFP

A pesar del sólido crecimiento del empleo, la tasa de desempleo aumentó de 7,5% a 7,6%, aunque esto reflejaba a las personas que regresaban al mercado laboral y representaba más una señal de fortaleza que una debilidad. La cifra total que participa en la fuerza laboral aumentó en 420.000 y la tasa de participación aumentó de 63,3% a 63,4%.

En general, las cifras sugieren que la demanda es lo suficientemente fuerte para que la economía de los Estados Unidos siga creando empleos, a pesar de los aumentos en los impuestos y los recortes generales que se conocen como el secuestro.

“El resiliente mercado laboral sostuvo ganancias moderadas en el empleo durante esta primavera”, dijo Kathy Bostjancic, directora de análisis macroeconómico en la Junta de Conferencia de Nueva York. “El secuestro, junto con el impacto negativo de la desaceleración en el comercio mundial, están siendo equilibrados por la continua contribución generada a causa del renacer del mercado inmobiliario y por un consumo más fuerte”.

Los analistas habían esperado un crecimiento de 165.000 empleos, según las encuestas, pero las cifras que se susurraban en los mercados financieros se hallaban en el rango entre 120.000 y 150.000, luego de que se conocieran los datos económicos débiles a comienzos de la semana.

No obstante, en los minutos posteriores a la publicación de los datos los corredores revirtieron sus apuestas. El mercado de acciones de los Estados Unidos abrió con un aumento de 1%, reflejando el tono económico más positivo, mientras que los bonos tuvieron fuertes ventas, por la expectativa de que la Reserva Federal pudiera empezar a limitar con tranquilidad las compras de bonos en el otoño.

Los retornos sobre los bonos de referencia a 10 años del Tesoro de Estados Unidos, que han sido volátiles, en medio de la incertidumbre en torno al futuro del relajamiento cuantitativo, aumentaron a 2,13%, que son 5 puntos base más que su porcentaje en la tarde del jueves.