El espaldarazo del BCE a Europa

El Banco Central Europeo, BCE, tomó la decisión, tras culminar su última reunión sobre política monetaria, de aumentar la liquidez de los bancos de la región y mantener las tasas. Una jugada que fue respaldada por el Fondo Monetario Internacional.

Los últimos meses han sido testigos de la lluvia de noticias que caen sobre Europa. Las deudas soberanas que se han vuelto casi impagables, la rebaja en las calificaciones que ya están en la agenda semanal, las salidas previsibles de los banqueros que han visto la caída de las utilidades de sus organizaciones, las cifras negativas de las bolsas de Alemania, Francia, Grecia, Inglaterra, España, Suiza, Portugal y de Italia que no cambian su angustioso color rojo y, además, la falta de unión entre los líderes de los países que cuentan con el euro como moneda única se han llevado toda la atención.

Pero hoy, tras la reunión del Banco Central Europeo en donde se determinaron nuevos lineamientos sobre política monetaria en Europa, se anunciaron dos inyecciones de liquidez durante un año para ayudar a los bancos de la zona del euro a refinanciarse. La agencia EFE detalló que “el BCE comprará bonos garantizados en el mercado primario, es decir, nuevas emisiones, y en el secundario, títulos ya existentes, por un valor total de 40.000 millones de euros y asegurará liquidez ilimitada hasta julio de 2012”. Se supo que el BCE hará la compra de los bonos garantizados en noviembre y terminará las adquisiciones en octubre del próximo año. Bonos qu

Temas relacionados