El fin del cartel de los pañales

Se les terminaron los recursos legales a Kimberly, Familia y Tecnoquímicas para evitar la sanción de más de $200.000 millones que deberán pagar por el cartel de pañales.

El cartel de los pañales operó más de 10 años, de acuerdo con las investigaciones. / Bloomberg
El cartel de los pañales operó más de 10 años, de acuerdo con las investigaciones. / Bloomberg

Se les terminaron los recursos legales a Kimberly, Familia y Tecnoquímicas para evitar la sanción de más de $200.000 millones que deberán pagar por el cartel de pañales, que conformaron por más de 10 años (2001-2012), y con el cual les elevaron los precios de dichos productos a los hogares colombianos. Así lo indicó este martes la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Las sanciones impuestas equivalen a las máximas previstas en la ley de competencia.

Se trata del fin de una investigación que duró más de dos años. En agosto de 2014, la SIC formuló pliego de cargos a cinco compañías acusadas de presunta cartelización empresarial (Tecnoquímicas, Familia, Kimberly, Tecnosur y Drypers). El proceso de recopilación de pruebas se consolidó con 700 correos electrónicos, unas 30 declaraciones y testimonios sobre el caso, además de declaraciones de algunos de los vinculados, como Kimberly, el primer delator del cartel.

El punto de quiebre se dio el 16 de mayo de 2016, cuando con la argumentación de la Delegatura para la Protección de la Competencia se le recomendó al superintendente de Industria, Pablo Felipe Robledo, que sancionara a tres de ellas: Tecnoquímicas, Familia y Kimberly. Las otras dos quedaron por fuera porque Tecnosur es una fábrica de pañales y no participa en el mercado donde estaba el cartel, que era la venta. Y Drypers, porque hizo parte del acuerdo en el año 2005 y 2006, pero su investigación caducó al no ser posible encontrar pruebas de su participación después de esa fecha.

En junio de 2016 ya se había ratificado la sanción, pero todavía les quedaban recursos de apelación a los implicados. Sin embargo, tras el anuncio de este martes de que los instrumentos faltantes no tuvieron efecto, la SIC confirmó las sanciones a Tecnoquímicas, Familia, Kimberly y a los 16 altos directivos de las empresas, por una suma global superior a los $208.000 millones. Las multas impuestas a las empresas no superan el 8 % de su patrimonio ni el 7 % de sus ingresos operacionales anuales.

Aunque la sanción indica que las tres empresas deberán pagar una suma de $69.000 millones, Tecnoquímicas es la única que deberá desembolsar la multa completa. Familia pagará la mitad ($34.500 millones), por ser el segundo delator, y Kimberly no tiene que pagar nada por haber sido el primero en delatar.

Las multas de los 16 ejecutivos sancionados oscila entre los $344 millones para los principales y $17 millones para los funcionarios de menor cargo. Entre los multados están los presidentes y expresidentes de las compañías: Francisco José Barberi (Tecnoquímicas), Felipe José Alvira (Kimberly) y Darío Rey Mora (Familia), quienes lideraron el cartel en el interior de sus empresas.

Pablo Felipe Robledo, Superintendente de Industria y Comercio, indicó que las tres empresas implicadas, en virtud de los actos de cartelización sancionados, renunciaron a las más elementales consideraciones de comportamiento empresarial y buen gobierno corporativo. De acuerdo con la SIC, el cartel empresarial afectó a 2 millones de hogares con niños menores de dos años, muchos pertenecientes a los estratos 0, 1 y 2.

Temas relacionados