El HSBC no estuvo a la altura, reconocen sus directivos

El expresidente de la entidad renuncia a dirigir el grupo de influencia TheCityUK.

El expresidente del banco británico HSBC Stephen Green anunció hoy su renuncia a dirigir el grupo de influencia TheCityUK, después de la polémica desatada esta semana por la presunta evasión de impuestos a través de la filial suiza de la entidad financiera.

Green, de 66 años, fue secretario de Estado de Comercio del Reino Unido entre 2011 y 2013, después de haber liderado el HSBC durante cuatro años (2006-2010), un periodo en el que el banco contaba con 106.000 cuentas opacas al fisco, según los documentos conocidos como lista Falciani.

Su inclusión en el Gobierno, cuando la Hacienda británica ya contaba con indicios que apuntaban hacia irregularidades en la entidad, provocó esta semana críticas por parte de la oposición laborista hacia el primer ministro británico, el conservador David Cameron.

El liderazgo de TheCityUK era la última posición de influencia que Green mantenía en el sector bancario de la City de Londres, el distrito financiero de la capital británica.

"Stephen Green es un hombre con una enorme integridad personal que ha ofrecido grandes servicios a este país y a la City. No quiere dañar la efectividad de TheCityUK en su tarea de promover las buenas prácticas", señaló en un comunicado el presidente del grupo, Gerry Grimstone.

Entre tanto, el consejero delegado del banco británico HSBC, Stuart Gulliver, admitió en una nota interna enviada a los empleados del banco que la entidad "en ocasiones no estuvo a la altura", en relación a las alegaciones de evasión de impuestos a través de su filial suiza.

"Debemos admitir que en ocasiones no estuvimos a la altura de los estándares que la sociedad esperaba, con razón, de nosotros", dijo Gulliver en una nota divulgada por los medios británicos.

"No tenemos absolutamente ningún deseo de hacer negocios con clientes que estén evadiendo impuestos o que no cumplan con nuestros controles contra el delito fiscal", señaló el consejero delegado, que ha sido llamado a declarar por el comité de Hacienda del Parlamento británico.

Gulliver dijo que desde que la nueva dirección tomó el mando en 2011 se ha establecido un "control central más férreo" y lamentó que la presión mediática "dificulta que la gente pueda ver los esfuerzos que se han hecho para arreglar las cosas".

A raíz de la filtración de una lista de clientes del HSBC en Suiza facilitada por el exempleado francés de la entidad Hervé Falciani, los medios internacionales han publicado que se ha identificado a 106.000 titulares de cuentas opacas.

Gulliver aseguró sin embargo que hay individuos en esa lista que no eran clientes de la filial suiza, que nunca ha tenido más de 30.000 cuentas, según el consejero delegado.

El Parlamento británico investigará si el banco estableció los controles oportunos y si la Hacienda británica (HMRC, en inglés) podría haber actuado contra los cerca de 1.100 británicos que aparecen en la lista Falciani como evasores de impuestos.

La cadena BBC reveló hoy el caso del empresario Paul Bloomfield, un inversor inmobiliario que aparece en los documentos filtrados por Falciani y que no ha pagado impuestos en el Reino Unido en los últimos 24 años, a pesar de ser uno de los promotores de la remodelación del estadio londinense de Wembley.

Según la cadena pública británica, Bloomfield posee viviendas de lujo, un barco, un helicóptero y un avión privado.

En las actas de dos encuentros entre el empresario y funcionarios de Hacienda a las que ha tenido acceso la BBC, se detalla cómo Bloomfield informó al fisco de que "nunca ha pagado una factura, nunca ha recibido una factura y cuando necesita dinero le es enviado" desde "una caja en alguna parte que contiene dinero. 

Temas relacionados

 

últimas noticias