El IVA a internet en estrato tres es sólo una de las preocupaciones del sector TIC

Impuestos al consumo de datos y recortes en beneficios para la compra de computadores y tabletas también generan críticas.

/ Bloomberg

“El encarecimiento de bienes y servicios digitales afecta negativamente el desarrollo económico del país”, expresó la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), uno de los gremios que hasta el momento no se habían pronunciado sobre la reforma tributaria, propuesta gubernamental que se empezará a discutir en el Congreso de la República. Al respecto, también han dado su posición varios actores del sector de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), que este año ha atravesado por una coyuntura de caída en sus ingresos de 2% y de 15% en las inversiones. (Lea Industria TIC prende las alarmas).

Internet fijo

Según el concepto de la CCCE, “no se ha presentado soporte técnico para sustentar el valor del incremento desproporcionado del IVA sobre servicios de internet para el estrato 3”. Actualmente ese nivel socioeconómico está excluido de pagar el gravamen.

“Gravar con IVA del 5% al servicio de internet fijo en estrato 3, equivale a incrementar el costo del acceso a más de 1,6 millones de usuarios, grupo en el que hay un potencial de crecimiento del 61%”, analizó sobre la situación el gremio de los operadores móviles Asomóvil.

En la propuesta del Gobierno, los estratos 1 y 2 pasan de ser exentos a estar excluidos de IVA en el servicio de internet, lo cual no es un cobro directo para el usuario, pero sí impide que las empresas proveedoras pidan la devolución del IVA por prestar el servicio. La pregunta es si ese cambio hará que eventualmente las tarifas para los usuarios se eleven.

Impuesto a plataformas tecnológicas

La CCCE agregó que, con lo propuesto en la reforma, “se genera un freno al emprendimiento digital, pues los desarrolladores colombianos que plantearon modelos de negocio asociados a pagos en el exterior, y/o, plataformas o sistemas de cloud, ahora verán incrementados sus costos y, en tal sentido, se elevarán los costos para los consumidores de estos productos”.

La crítica se refiere a lo dispuesto en el artículo 178 del proyecto de ley de reforma tributaria: el Estado gravaría a través del sistema financiero los servicios que se presten por internet desde el exterior. Eso cubriría el suministro de hosting, almacenamiento en la nube, software y actualizaciones desde otro país; así como el acceso a información (fotos, texto, bases de datos), servicios de enseñanza y plataformas de pago en línea, entre otros.

La medida se puso sobre la mesa con el fin de poner en igualdad de condiciones a las industrias nacionales, como la de contenidos audiovisuales, con respecto a plataformas como Netflix o Spotify. (Lea ¿Cómo es que la reforma pondría impuestos a servicios como Netflix o Spotify?).

El gremio de comercio electrónico expresó: “El artículo 78 encarece procesos de aprendizaje de personas en Colombia que actualmente tienen acceso a cursos en línea con profesores de las mejores universidades y con contenidos novedosos y de última generación. Se limita así el acceso al conocimiento y la educación virtual”.

Asimismo, en concepto de la CCCE, “el sujeto pasivo del impuesto es en teoría el proveedor de servicios desde el exterior, sin embargo, al aplicarlo a bienes producidos y comercializados desde el exterior, quien termina siendo gravado es el consumidor, (…) para quien se encarece significativamente el acceso a estos servicios, desincentivando el comercio electrónico”, sector que viene creciendo cerca de 60% anualmente y mueve más del 4% del PIB.

Internet móvil

Al igual que la CCCE, a Asomóvil le preocupa el gravamen a los datos, que hoy ya cuentan con un IVA de 16%. Si en efecto ese impuesto se incrementa en tres puntos porcentuales y se aprueba el 4% de gravamen al consumo –que ya existe para los servicios de voz móvil-, los usuarios estarían pagando un total de 23% por usar internet en sus celulares.

Según el gremio de operadores móviles, los impuestos serían “excesivos” para “un servicio público que se ha masificado de tal forma que hoy el país presenta una penetración del 119% (en referencia a la telefonía móvil), cifra cercana a la de los países de la OCDE”. 

Acceso a terminales

La reforma introduce un beneficio tributario para los teléfonos celulares que cuesten menos de $655.000. Eso ha sido visto como positivo, pero al mismo tiempo contradictorio con respecto al impuesto al consumo de datos: se promueve el acceso a terminales pero luego se grava usarlo.

“La reducción de los beneficios tributarios actuales para la compra de equipos, sólo permitirá a los colombianos de menores ingresos el acceso a equipos de baja gama que no son los apropiados para la educación del futuro (pues son de baja memoria, procesamiento, etc)”, analizó la CCCE. (Lea: ¿A quién beneficia la exclusión de IVA para celulares que propone la reforma tributaria?).

Actualmente, los computadores y tabletas están excluidos de IVA si cuestan menos de $2,4 millones y $1,2 millones aproximadamente. Con la reforma, ese beneficio sería de 22 UVT para tabletas y smartphones, es decir, unos $654.000, y 33 UVT para computadores, menos de $1 millón.

Entre las voces que se han pronunciado al respecto también están Andesco y consultores del sector. De acuerdo con Juan José Fuentes, secretario general de Andesco, el IVA a internet en la tributaria “es preocupante, porque es un retroceso frente a la política que ha venido promoviendo la conectividad y el uso de la banda ancha”.

En un sentido similar opinó Julián Cardona, consultor y expresidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros: “El país ha logrado disminuir la brecha e ir insertándose en la cuarta revolución industrial, la digital. Esto es un golpe certero a los estímulos para eso”.

La CCCE recordó que, según el Banco Mundial, un incremento del 10% en la penetración de servicios de internet puede generar un 1% de crecimiento del PIB. "El incremento de los precios deja aún más lejos de la frontera del mercado, a aquellos que aún no tienen acceso y saca a algunos que -por los bajos costos- acaban de entrar al mercado de servicios de datos fijos y móviles", dijo el gremio.