El IVA: temor del sector textil en 2017

La industria de textiles y confecciones teme que un gravamen en 19 % afecte el consumo interno. Aumentar las exportaciones, con un dólar alto, es una de las grandes metas del año.

La primera feria del año del sector en América Latina se realiza en Medellín, Antioquia.
La primera feria del año del sector en América Latina se realiza en Medellín, Antioquia. Cortesía Inexmoda.

El final de 2016 para la industria textil y de las confecciones, al igual que para otros sectores, estuvo marcado por los efectos del paro camionero, que, entre junio y julio, duró 46 días. También por la incertidumbre que generaron el desenlace de los diálogos de paz con las Farc y la discusión de la reforma tributaria, finalmente aprobada en los últimos días de diciembre. Son factores que, para Carlos Eduardo Botero, presidente ejecutivo de Inexmoda, organizador de la feria Colombiatex de las Américas en Medellín, no están contemplados en medidas que han buscado darles un poco de oxígeno a los industriales del país, como el Conpes 3866, la política nacional de desarrollo productivo, también expedida en la segunda mitad del año pasado.

El sector se reúne, hasta mañana, por primera vez en 2017, en la edición número 29 de Colombiatex, en donde uno de los principales temas de discusión ha sido el impacto que tendrá el aumento en tres puntos porcentuales de la tarifa general del IVA, hasta el 19 %, gravamen que aplica para productos como la ropa. Según las últimas cifras, de noviembre, el gasto per cápita promedio en vestuario de los colombianos fue de $22.750, un 0,03 % más con respecto a octubre y 6,2 % en comparación con noviembre de 2015. Sin embargo, para Botero es claro que el nuevo IVA impactará las ventas y, en general, a las empresas. “Hay que mirar el consolidado de impuestos, no sólo el de renta. En el conjunto (la reforma) afecta, es regresiva y no busca la competitividad empresarial. Pero ya está y hay que trabajar con ella”, afirmó.

La incertidumbre respecto al consumo interno y la estabilización de la tasa de cambio en alrededor de $3.000, de nuevo, ponen a hablar de aprovechar para exportar. Según cifras de Procolombia, con un total de US$168,4 millones, las exportaciones textiles entre enero y noviembre del año pasado cayeron 15,2 % con respecto al mismo período de 2015. El presidente de la entidad, Felipe Jaramillo, hizo un llamado a aprovechar los tratados de libre comercio, como el de Costa Rica, a través del cual se desgravaron a cero arancel, a partir del 1° de agosto de 2016, “la mayoría de insumos y textiles colombianos". En noviembre de 2016, en comparación con el mismo mes de 2015, las exportaciones de textiles hacia Costa Rica crecieron 11 %.

Entre los mercados a los que apunta la industria nacional están México y la Unión Europea, a donde se exportaron, respectivamente, cerca de US$27 millones y US$1,7 millones en textiles entre enero y octubre del año pasado. Sin embargo, los ojos también siguen puestos en el principal destino, Estados Unidos, que compró US$256,4 millones en textiles y confecciones en el mismo período. Consultado sobre la llegada de Donald Trump a la presidencia de ese país y la posible renegociación de acuerdos comerciales, Botero afirmó que las misiones comerciales siguen siendo una “tarea pendiente”. Agregó: “Tenemos que buscar mecanismos para llegar a nuevos mercados, mucho más estables y trabajar con el Gobierno”.

Sobre el tema, Jaramillo, de Procolombia, afirmó que el gobierno de Trump no preocupa en materia de comercio exterior, debido a que las relaciones con el país norteamericano han sido tradicionalmente bipartidistas: tanto con los republicanos como con los demócratas. Lo que sin duda no termina de alarmar al sector es el contrabando, respecto a lo cual el presidente de la República, Juan Manuel Santos, a la distancia, resaltó para los asistentes a Colombiatex la entrada en vigencia de la Ley Anticontrabando. El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo exaltó cifras como las 60.000 aprehensiones de mercancía ilegal, por un valor $395.000 millones, en 2016.

Con oportunidades de negocios esperadas en cerca de US$313 millones, Colombiatex de las Américas terminará el jueves en Medellín, capital del departamento que aloja a cerca del 45,5 % de la industria textil nacional. La ciudad, según su alcalde, Federico Gutiérrez, recibirá un monto cercano a los $27.000 millones por cuenta del evento, que reúne a 13.000 compradores nacionales y cerca de 1.800 internacionales de unos 60 países.

 

 

últimas noticias