El Mila, listo para recibir a México

A pesar de que quedan pendientes temas regulatorios, durante la IX Cumbre de la Alianza del Pacífico se oficializará el ingreso al Mercado Integrado Latinoamericano (Mila).

La Bolsa Mexicana de Valores movió en 2013 US$220.000 millones.

Desde finales del 2013, momento en el que el Congreso mexicano aprobó una ley financiera para permitir a los inversionistas realizar operaciones en plazas bursátiles de otros países, comenzó a desenredarse la tan anunciada entrada de México al Mercado Integrado Latinoamericano (Mila). Ahora, a dos días del comienzo de la IX Cumbre de la Alianza del Pacífico —que se hará entre el 19 y el 20 de junio en México—, siguen pendientes algunos temas regulatorios pese a que durante esa convención se anunciará formalmente la integración de la Bolsa Mexicana de Valores a las bolsas de Chile, Perú y Colombia.

El mercado de valores mexicano es actualmente el más grande de Latinoamérica, después del brasileño. Muestra de ello es que cuenta con cerca de 140 emisores que tan sólo en el año pasado movieron US$220.000 millones (entre éstos se encuentran grandes firmas como América Móvil, Bimbo, Televisa y Cemex). Entre tanto, la bolsa chilena tiene 227 compañías; la peruana, 282, y la Bolsa de Valores de Colombia, 81 (esta última movió US$20.600 millones en 2013).

Apenas se concrete la integración, un inversionista que esté en Bogotá podrá negociar las acciones que se cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, y por supuesto las que se transan en las bolsas de Santiago de Chile y Lima.

Sin embargo, el Mila como tal (que suma 590 empresas), durante 2013, negoció apenas US$6.300 millones, cifra menor a la que transan individualmente cada uno de los países. Pese a las expectativas de los inversores, problemas como la falta de flexibilidad para mover capitales entre los países, líos de conversión entre monedas a la hora de hacer transacciones y complicaciones en materia de gravámenes a dividendos se han convertido en algunas de las barreras para el mercado integrado desde 2011.

“Los presidentes van a lanzar ya la integración total de las cuatro bolsas de América Latina. La de mayor impacto es la mexicana, que será de gran importancia para los inversionistas”, aseguró la ministra de Comercio Exterior y Turismo de Perú, Magali Silva.

Diego Jiménez, presidente de la comisionista de bolsa Credicorp Capital, asegura que aunque el concepto y la visión del Mila son “tremendamente positivos”, temas regulatorios han impedido ver grandes avances. “Hay líos en la conversión entre monedas como peso chileno-dólar, nuevo sol-dólar, etc. Que la transacción que se haga con alguien en Chile y Perú sea como si se estuviera en el mercado colombiano. Tener operaciones fluidas es el propósito y eso no se ha logrado”.

Pese a este panorama, agrega Jiménez, el ingreso de México al Mila va a presionar a Colombia y a los otros países que componen el mercado integrado para acelerar la realización de reformas regulatorias. “Esas tareas pendientes deben hacerse. Por ejemplo, hay una agenda por resolverse con el Banco de la República”.

La adhesión de México, en palabras del rector del Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), José Manuel Restrepo, se traduce en “una oportunidad de que los inversionistas colombianos tengan acceso a firmas de alta bursatilidad”. Sin embargo, señala que el tráfico de inversiones y los asuntos de arbitraje no han sido sencillos desde que el mercado integrado comenzó a operar.

“Los mercados van aprendiendo cómo perfeccionar sus errores. Aunque se han facilitado las cosas, hay inflexibilidades en la movilidad de capitales. No estamos pensando como mercados integrados. Persisten algunas restricciones de orden legal y tributario”, concluyó el académico.

“El Mila ha sido una experiencia interesante porque es un proceso liderado por el sector privado de los países. Para 2013, la capitalización bursátil del Mila era de US$600 millones y con México pasaría a ser de US$1.000 millones”, comentó el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar Gómez, quien consideró que con este proceso de integración es necesario que las comisionistas de bolsa de Colombia “ayuden a transar acciones de otros países. Sin embargo, esos procesos se ven obstaculizados por problemas regulatorios”.

 

[email protected]

@hector_sandoval

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra