El nuevo idioma de LG

La multinacional resucitó un sistema operativo que se creía extinto y con él busca revolucionar los televisores inteligentes. Su meta para Colombia es vender 700.000 unidades este año.

Angelo Marconi, gerente de producto de LG para Colombia, junto a la nueva interfaz WebOS./ Cristian Garavito

No estaba muerto. El sistema operativo WebOS, la apuesta que hace cinco años realizó HP cuando aún pensaba competirle hombro a hombro a Apple, Google y Blackberry en el segmento de dispositivos móviles, y que muchos creían había desaparecido del mercado, está de vuelta con un nuevo dueño y una idea mejorada. Se trata de la surcoreana LG, que lo concibió como el complemento ideal de sus televisores inteligentes.

“Nuestra filosofía como compañía en estos últimos cuatro años fue cómo hacer productos que no sólo tengan una fuerte presencia en el mercado actual sino que sigan presentes en los próximos 10 años”, comenta Angelo Marconi, gerente de Producto de la firma en Colombia. Una respuesta que, necesariamente, necesitó una reingeniería de uno de sus proyectos estrellas.

En ese proceso, tuvieron que toparse con una incómoda verdad: el contenido premium que ofrecían en sus televisores inteligentes no era consumido por los compradores. Aquella concepción del electrodoméstico como una extensión del celular había fracasado porque la gente no sentía la necesidad de conectarlo a Internet y, quienes lo hacían, preferían las aplicaciones de video. Las opciones de redes sociales y navegación en la web tan sólo representaban el 5% de su uso cotidiano.

Pero era necesario dar un salto de calidad, especialmente en un mercado como el colombiano en el que, por una parte, uno de cada dos televisores vendidos tienen su logo; y por otra, en el que se facturaron 850.000 unidades de televisores inteligentes entre 2010 y 2013. Y la respuesta estaba en la reciente adquisición de WebOS.

“Nuestro concepto es hacer que el televisor sea simple otra vez. Por eso el nuevo concepto se basa en facilitar y hacer entretenida la conexión a Internet; en simplificar la interfaz con una barra de aplicaciones y contenidos en la parte inferior en lugar de capas, grupos y funciones; y en brindar una experiencia multitarea”, explica Marconi.

La primera respuesta positiva que encontraron fue por parte de los operadores por suscripción, en especial de Une, Claro y DirecTV, que le permitieron acceder al control de sus codificadores más vendidos: en adelante, quien adquiera uno de estos modelos, solo necesitará un control para ver televisión con su proveedor.

Y si simplemente desea ver contenidos en Internet, encontrará opciones de alto valor tanto locales como de talla mundial. Porque LG firmó una exclusividad con el canal deportivo Win Sport para acceder tanto a su programación en vivo como a su biblioteca de contenidos; ese mismo tratamiento se tendrá con Netflix, que ofrecerá series de alto impacto, como Breaking Bad y House of Cards, en formato 4K, que ofrece la más alta definición.

Esa es la apuesta que la surcoreana lanzó ayer en el mundo, y que se concentrará en Colombia con 25 de las 32 referencias que ofrecerá este año en el mercado, las cuales incluyen modelos de 32 a 105 pulgadas con un rango de precios entre $1,5 y $8 millones.

Para Marconi, es el complemento que compone una estrategia perfecta para LG: “Nuestra meta este año es ampliar nuestra participación en el segmento de televisores inteligentes del 15% actual al 40%, lo que implicaría la venta de cerca de 700.000 unidades. Y, pensando más a futuro, podríamos utilizar el sistema WebOS como un as bajo la manga para otras categorías”.

 

[email protected]

Temas relacionados