El oro está navegando aguas peligrosas

La gente del Oversea-Chinese Banking Corp., los más acertados en proyecciones de precios, advierten que caerá hasta los US$1.050 la onza.

El pronóstico de que el oro finalizará el año a US$1.300 es poco realista, advierten los analistas. / Bloomberg

¿Por qué comprar oro? Esa es una pregunta que está confundiendo a algunos comerciantes en el mundo entero.

La caída de ocho días que envió al oro a un mínimo de cinco años hace que algunos analistas esperen más pérdidas. Barnabas Gan, del Oversea-Chinese Banking Corp., el analista más exacto de precios de metales en el ranquin elaborado por Bloomberg, predice que el oro alcanzará los US$1.050 la onza en diciembre, una caída del 5,2 por ciento desde los niveles actuales.

“Por el momento me es difícil encontrar buenas razones por las que alguien querría invertir en oro”, dijo Gerhard Schubert, fundador de Schubert Commodities Consultancy DMCC, desde Dubái.

Los inversores están abandonando el oro, ya que la lista de razones de una tendencia bajista se hace más larga. China no compró tantos lingotes como esperaban los analistas, la Reserva Federal podría subir las tasas de interés este año y los inversores ven menos necesidad de un refugio seguro, dado que Grecia trabaja para permanecer en el euro. Cerca de US$2.700 millones fueron suprimidos del valor de los productos negociados en bolsa que realizaban un seguimiento de los metales preciosos la semana pasada, la mayor cantidad desde marzo.

“Aguas peligrosas”

La caída llevó a algunos analistas a considerar un recorte de las estimaciones de fin de año. Georgette Boele, de ABN Amro Bank NV, y Robin Bhar, de Societe Generale AG, dicen que el lingote se acercará a los US$1.000 en diciembre, casi un 10 por ciento por debajo del precio actual.

“El oro está navegando en aguas muy peligrosas”, dijo Bart Melek, jefe de estrategia de materias primas de TD Securities en Toronto, por teléfono. “No podemos ignorar la acción reciente de los precios y nosotros revisaremos nuestras previsiones”.

Las acciones de minería también están siendo afectadas. AngloGold Ashanti Ltd. descendió a un mínimo histórico en Johannesburgo, mientras que la canadiense Barrick Gold Corp., el mayor productor mundial del metal, cayó al nivel más bajo desde 1990.

Algunos analistas mantienen puntos de vista alcistas. Thorsten Proettel, analista de materias primas en Landesbank Baden-Wuerttemberg, dijo que el oro eventualmente subirá, porque los problemas políticos de Europa están lejos de terminar. Sin embargo, su pronóstico de que el oro finalizará el año a US$1.300 es poco realista, dijo por teléfono desde Stuttgart, Alemania.

El camino más probable para el oro es disminuir, de acuerdo con Bhar de Societe Generale. “Si alguien me puede mostrar el caso alcista para el oro, me gustaría verlo”, dijo Bhar. “Dudo que este sea el último clavo en el ataúd del oro. Creo que podemos añadir algunos más”.

Temas relacionados