El oro ya no brilla como en 2012

La mejoría de la economía de EE.UU. lo ha relegado en los portafolios de inversiones a estar por detrás de las acciones estadounidenses.

Desde octubre pasado, el oro ha dejado de ser una prioridad. Los inversionistas y especuladores que tras el estallido de la crisis financiera de 2008 lo convirtieron en el refugio predilecto, están dejándolo a un lado: ahora son las acciones en Estados Unidos el nuevo objeto de sus deseos.

El ejemplo más visible de esta tendencia es el inversionista octogenario George Soros, quien durante el último trimestre de 2012 decidió deshacerse de US$227 millones en acciones de su fondo de inversiones auríferas, uno de los principales vehículos del mercado mundial con inversiones estimadas en US$8.500 millones. Asimismo vendió su participación accionaria en la minera canadiense Kinross Gold Corp. por una suma estimada en US$8 millones.

“En estos momentos los especuladores están viendo una mejoría en la Eurozona, y especialmente en la economía de Estados Unidos. Por eso se ha renovado el apetito por el riesgo y vienen desincentivando su participación en el oro y en títulos del Tesoro. También se ha perdido interés en las acciones de los países emergentes, debido a que su ciclo económico entró en desaceleración”, explica Catalina Tobón, gerenta de estrategia de Skandia.

Este cambio ha transformado profundamente las proyecciones de los analistas sobre el metal. En noviembre de 2012, un estudio de la agencia Bloomberg indicaba que, a la vuelta de un año, la cotización internacional de la onza troy de oro (la medida estándar del mercado) subiría 11% para ubicarse en US$1.925, logrando así el precio más alto en su historia bursátil. Pero esos planes dejaban de materializarse a medida que Estados Unidos mostraba signos de recuperación económica.

El apetito inversionista, entonces, se concentró en sus bancos. “En especial, tras un informe de la Fed sobre la propuesta de los 18 bancos más grandes de repartir dividendos, autorizando a 14 de ellos; en contraste, la acción de Apple, una de las más dinámicas en 2012, ha perdido fuerza”, comenta Daniel Escobar, director de investigaciones económicas de la firma Global Securities.

Desde septiembre de 2012 hasta la semana pasada, la cotización del oro ha bajado US$140. Y todo indica que la tendencia se mantendrá en el mediano plazo.

[email protected]