El país podría estar al borde de una crisis fiscal: Contraloría

La alarma que prendió la Contraloría General sobre la situación gravosa de las finanzas públicas es la misma que quiere apaciguar el Gobierno en los diferentes escenarios nacionales e internacionales.

Edgardo Maya Villazón, contralor general de la República. / Archivo
Edgardo Maya Villazón, contralor general de la República. / Archivo

La situación fiscal del país en el último año se complicó por los vaivenes de los mercados mundiales. El Estado tiene que tener en cuenta ese destello de alerta para tomar medidas de inmediato.

Colombia ha venido desacelerando el crecimiento de la economía en los últimos años. El Gobierno mantiene una proyección de expansión del PIB de 3 %, mientras que los analistas cifran ese comportamiento alrededor del 2,7 %. Los motivos de alarma de la Contraloría están fundamentados en un menor crecimiento de la economía, que implica menores ingresos del Estado, lo cual se traduce en incremento de la deuda externa para financiar el déficit fiscal, una mayor inflación y altas tasas de interés. El contralor, Edgardo Maya Villazón, advirtió que el país puede estar al borde de una crisis fiscal “si no un hay manejo serio”, juicioso, de las finanzas públicas, “que ha venido siendo así, pero que tiene que continuar en esa forma”.

Analistas consultados consideran que el mecanismo utilizado por el Banco de la República para controlar la desbordada inflación mediante el alza de las tasas de interés se hace a costa de sacrificar el crecimiento. “Eso puede generar un menor ingreso en el futuro para el Estado”.

Para conjurar una crisis fiscal, el Estado tiene que acometer la Reforma Tributaria Estructural, que podría solucionar muchos de los problemas tributarios. Es esencial que genere unos ingresos permanentes que compensen la pérdida de la renta petrolera y eleve el recaudo hacia el futuro. “De no tomarse las medidas necesarias para reducir los gastos e incrementar los ingresos públicos, se pone en riesgo el grado de inversión de la deuda externa colombiana, lo que incrementaría su costo de financiación, agravando de este modo la situación fiscal del país”, dice el contralor.

La Contraloría destaca además que el país tiene instrumentos para solucionar cualquier asomo de crisis fiscal y que le han permitido afrontar los choques externos que han afectado más a países vecinos. La Regla Fiscal y los recortes presupuestales han sido de gran ayuda. Las calificadoras de riesgo lo reconocen, aunque advierten que hay cambios de perspectiva que obligan a actuar para no generar problemas a mediano y largo plazo.

Desde la Contraloría General insistieron en que se tienen que hacer sonar las alarmas para que “las autoridades económicas tomen medidas”. No sólo el Gobierno sino el Congreso. “Este no es un tema del ministro de Hacienda, sino de todo el país”.

Temas relacionados