El revolcón regulatorio que prepara la CRC

Televisión, infraestructura de telecomunicaciones y telefonía fija, los ejes en los que trabaja la entidad.

Pablo Márquez, director de la Comisión de Regulación de Comunicaciones. / Archivo

Los límites en el mercado de la televisión, las reglas para el empaquetamiento de servicios y los parámetros para la instalación de nuevas antenas de telefonía móvil en el país son las principales tareas que la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) busca completar antes del primer semestre de 2014, cuando se celebren las elecciones presidenciales.

La primera se traduce en un estudio a fondo sobre el estado de la industria de la televisión y su transformación debida a la penetración de internet en los hogares del país. “Queremos determinar si realmente compiten con los servicios tradicionales y cómo se está comportando el mercado. Así definiremos qué segmentos requieren de una regulación especial por las condiciones de competencia”, explicó ayer Isabel Cristina Fajardo, experta comisionada de la CRC, durante la rendición de cuentas de la entidad.

El informe, que viene realizando la firma Bluenote Managing Consulting, arrojaría una clasificación de servicios antes de marzo del próximo año, la cual a su vez se convertiría en la piedra angular de dos nuevas licitaciones a cargo de la Autoridad Nacional de Televisión (ANTV): la de nuevos concesionarios en el Canal Uno y la del tercer canal privado.

Asimismo, la CRC afina los detalles de dos nuevas propuestas regulatorias a la industria sobre el empaquetamiento de servicios de telecomunicaciones en una misma factura y la separación contable. “Queremos tener una visión más profunda sobre los verdaderos costos de cada uno de ellos. Buscamos generar un paquete de medidas que le brinde mayor transparencia al usuario y promueva la competencia en el sector”, dijo Pablo Márquez, director de la entidad.

Ese nuevo escenario incluiría también medidas de impacto directo sobre el mercado de telefonía móvil, como el inicio del programa de compensación (la devolución de un minuto por cada llamada fallida) a partir de enero, un portal web que permita comparar los precios de cada plan celular, los contratos de servicio de una página y un código de buenas prácticas para la instalación de antenas, que tendrá como ejes básicos las mediciones periódicas sobre los efectos de las señales de radio en la salud, su impacto estético y la agilidad en la concesión de permisos por parte de las administraciones municipales.

El broche de oro de su gestión sería el nuevo régimen de protección al usuario, que actualizaría las medias regulatorias actuales, tanto para servicios fijos de telecomunicaciones como para el servicio postal.