El rol que cumple un planeador financiero

Este experto se encarga del desarrollo de un plan de finanzas ajustado a las necesidades individuales y monitorea periódicamente su progreso.

Contar con un planeador financiero es poner el cuidado de sus finanzas en manos de un experto. / 123rf

Si usted quiere hacer un viaje alrededor del mundo, puede asesorarse y programarlo para sacarle el mayor provecho o simplemente tomar su mochila y salir a caminar afrontando todas las aventuras buenas y malas que le depara el camino.

Eso mismo puede hacer con su vida financiera: vivir el día a día y asumir la responsabilidad junto con las personas que dependen de usted. Es lo que algunos hacen. Por eso es fácil encontrarse en el camino a esa persona que, en vez de estar celebrando con orgullo el ingreso de su hijo a la universidad, está frente a un problema: no sabe cómo asumir el gasto a pesar de haber tenido al menos 17 años para planear su pago.

Eso es planeación financiera personal: identificar objetivos de vida como garantizar la educación de un hijo, adquirir casa propia, poner un negocio en el que pueda desarrollar habilidades que lo hacen diferente a los demás, tener un retiro sin restricciones, cambiar el carro y poner todas sus actividades en función de sus metas. Cuando pueda hacerlo, el cheque de su nómina será suyo y no de sus acreedores.

¿Sabe que existen personas que pueden ayudarlo a construir su plan, a trabajar en él y a identificar los riesgos que atentan contra sus objetivos? Se trata de los planeadores financieros. Expertos que además de contar con un conocimiento en inversiones, ahorro, endeudamiento, vehículos financieros, riesgos, impuestos, pensiones y sucesiones, lo ayudan a integrar su plan financiero teniendo siempre como regla de conducta el anteponer los intereses de su cliente a los propios y los de los proveedores de servicios.

Contar con un profesional en planeación financiera personal que ha pasado por un riguroso programa educativo, de evaluación, y que ha adquirido un compromiso ético que puede ver desde otro punto de vista su situación, le permitirá:
• Desarrollar un plan financiero personalizado de acuerdo con sus necesidades y objetivos.
• Contar con alguien que monitoree su progreso periódicamente.

• Determinar sus metas financieras personales de forma realista, priorizarlas y establecer el plan de acción para lograrlas.

• Identificar oportunidades y diseñar estrategias para mejorar su situación financiera.
En síntesis, contar con un planeador es sinónimo de tener un experto de confianza al cuidado de sus finanzas. Eso se traduce en tranquilidad financiera.


* Presidente de la Asociación Colombiana de Planeación Financiera.