El salvavidas para el río Magdalena

El banco asiático Sumitomo respaldará con US$250 millones la recuperación de la vía fluvial más importante de Colombia. ¿Qué sigue?

Por el río Magdalena se transportan actualmente crudo, pulpa de papel, glicerina, electrodomésticos, acero y contenedores en general. / Cortesía Impala
Por el río Magdalena se transportan actualmente crudo, pulpa de papel, glicerina, electrodomésticos, acero y contenedores en general. / Cortesía Impala

“Tenemos una gran noticia. Finalmente se logró un cierre financiero. El concesionario acreditó, con el banco Sumitomo, la suma de US$250 millones. Con esta decisión le damos vía libre al proyecto del río Magdalena, sobre el cual existían enormes preocupaciones que hoy quedaron despejadas. Igualmente, el consorcio incorporó a la firma belga Jan De Noul, que es una de las firmas con mayor experiencia en dragados en el mundo”.

Más concreto no pudo ser el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, cuando le informó al país este viernes que Navelena, el concesionario encargado de la recuperación de la navegabilidad del río más importante de Colombia, contaba con el respaldo financiero para operar sin problemas y cumplir con el contrato, el mismo que se había visto afectado por el escándalo que la casa matriz de su principal accionista, Odebrecht, protagonizó cuando apareció vinculado al millonario caso de corrupción liderado por Petrobras en Brasil.

“El consorcio Navelena y el banco Somitomo nos trajeron las buenas noticias: que ya están disponibles los recursos para adelantar las obras. Específicamente, el banco se comprometió a prestar US$250 millones, esto es US$20 millones más de lo que exigíamos para que se pudieran arrancar las obras. También recibimos un plan de trabajo y construcción bastante agresivo para comenzar a compensar los seis meses de atraso que tuvimos”, detalló Luis Fernando Andrade, actual director encargado de Cormagdalena y también presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Pero ¿qué es el banco Sumitomo, el que al final salvó la patria? Es uno de los más importantes del globo, identificado en el mundo financiero como Sumitomo Mitsui Banking Corporation. Andrés Pareja, su representante en Colombia, detalló que la organización es uno de los tres megabancos asiáticos, está en nuestro país desde hace cinco años y es líder en el financiamiento de infraestructura. “En Colombia estamos apoyando de una manera decidida el programa de cuarta generación de infraestructura, somos socios de la Financiera de Desarrollo Nacional, algo muy relevante para nuestro crecimiento en el país. De modo que estamos muy complacidos con esta transacción”, expresó.

El representante de Navelena, Jorge Barragán, fue claro en que ya se presentó la primera orden de fabricación de los materiales para que estén lo más pronto posible en el país y de esa forma comenzar las obras. “Simultáneamente iniciamos los trabajos de topografía, ubicación y limpieza de las zonas de trabajo para poder tener la colocación de la infraestructura el 15 de febrero del 2017. Los proveedores nos garantizaron que el material llegará a Colombia a finales de enero. Ya está casi todo el personal contratado, las posiciones de campamentos, los talleres. Tenemos que hacer del río Magdalena la mejor autopista del país”, agregó.

¿En qué está hoy el proceso? Hasta el momento se tiene garantizada la navegabilidad entre Barrancabermeja, Barranquilla y Cartagena, pues Navelena ha hecho un trabajo de dragado, ya que tiene los equipos para ello, y se ha logrado desarrollar un sistema de medición de profundidad que se transmite a través de un sistema satelital que permite tener confianza en esa navegación. Lo que está pendiente, explicó Andrade, son las obras de encauzamiento entre Barranca y La Dorada. “No se necesita ese tipo de obras entre Barranca y la región Caribe porque es naturalmente profundo, sin embargo, si vamos río arriba, de Barranca hasta La Dorada, dependiendo de la época de lluvias, el río deja de ser navegable, entonces hay que hacer obras para que siempre sea navegable. Los trabajamos preliminares debieron arrancar en julio, pero, como ya dijimos, van a comenzar en enero”.

Alejandro Costa, presidente de Impala, la mayor operadora de transporte que navega por el Magdalena (más del 50 % de la carga), le dijo a El Espectador que “esta es una noticia esperada por nosotros. Es un cierre gana-gana, porque el hecho de que se mantenga la misma compañía que ha venido trabajando durante un año es muy positivo para Colombia y para los navieros”. Costa recordó que, aunque la navegabilidad ya estaba asegurada para enero, febrero y marzo de 2017, el contrato de la APP está proyectado a 13 años y medio, con los primeros siete años dedicados a trabajos de dragado e infraestructura, “entonces tener asegurado esos tres meses era muy bueno en el corto plazo, pero lo que ahora se tiene es seguridad en el largo plazo”.

Desde el gremio de los constructores, Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, enfatizó que el anuncio de Cormagdalena se recibió con “gran entusiasmo y gran complacencia. Como lo ha manifestado el vicepresidente Vargas Lleras, se va consolidando en el país lo que todos hemos anhelado: un sistema de transporte multimodal. Tendremos recuperado el río, está la Ruta del Sol y estamos en el propósito de recuperar el ferrocarril desde La Dorada hasta Chiriguaná. Estamos dándole respuesta positiva a una vieja expectativa del país en el sentido de que se consolidaran estos tres corredores para que, de alguna manera, mediante la comunicación entre ellos, se pueda contribuir a una mejor productividad y competitividad. Estamos muy contentos de que se haya superado el tema más complicado, y ese era el aspecto financiero”.

últimas noticias