El Sisbén será reformado

Así lo determinó el Gobierno, quien busca poner sanciones a aquellos que, teniendo recursos, abusivamente usan este servicio dejando a los que realmente lo necesitan por fuera. Se implementará una nueva metodología de cálculo.

/ Archivo.

“Queremos que en Colombia haya una verdadera justicia social, en la que los ciudadanos más pobres sean quienes reciban los subsidios del Gobierno y estos no lleguen a personas que hacen trampa para obtener puntajes bajos. En el Sisbén deberían estar personas que hoy no reciben subsidios por culpa de los colados”.

Las palabras, más que contundentes, son del director del Departamento Nacional de Planeación, DNP, quien lideró al campaña para que desde el ato gobierno se tomara la decisión se meterle el diente al Sisbén y se castigue a quienes se están valiendo de estos recursos estatales sin ser realmente colombianos de bajos recursos.

“El objetivo de la reforma, aprobada este lunes por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), es que el Sisbén refleje el puntaje que de verdad merece cada persona registrada en el Sistema”, advirtió el DNP.  ¿Cómo? Evitando “que personas inescrupulosas obtengan de manera irregular puntajes bajos para colarse en la fila y acceder a subsidios que no necesitan, quitándoles la oportunidad a ciudadanos más pobres de tener los beneficios que otorgan 20 programas distintos del Estado como ‘Ser pilo paga’, ‘Más Familias en Acción’, ‘Adulto mayor’”.

Uno de los mayores aportes en este cambio es que se propone sancionar a quienes estén usando información falsa para su propio beneficio. “Actualmente, la denuncia ciudadana no tiene consecuencias para la población ni para los funcionarios, situación que debe cambiar con la reforma”, recalcó Gaviria. La cosa es tan grave que se 62 anomalías reportadas, “ninguna ha tenido efectos legales”, detalla la entidad.

Gaviria detalló que “además del contrato social como columna vertebral de lo que será el Sisbén IV, el Conpes dio vía libre a los instrumentos que acompañarán su implementación y que tienen ver, entre otros, con una nueva metodología que corregirá errores de exclusión de personas que verdaderamente necesitan las ayudas del Gobierno”.

Estos nuevos cambios pretenden que esas 3,7 millones de personas pobres que se encuentran por fuera del régimen subsidiado en salud logren entrar y quedar cubiertas. A corte de agosto de 2016, en el Sisbén había 35,8 millones de personas validadas y 384.000 adicionales coladas, explicó el DNP.

Lo que busca el Gobierno es que también se mejore la identificación del Sisbén. Actualmente, el DNP hace cruces con bases de datos del Fosyga y de la Unidad de Gestión de Pensiones y Parafiscales (UGPP). Con esa labor se encontraron 384.000 casos de inconsistencias (colados) a agosto de 2016. Ahora, con ese cruce de información, donde están 24 bases de datos de entidades nacionales, sea más clara la autentificación.

 

últimas noticias