El socio millonario detrás del poder en el aeropuerto El Dorado

Grupo Argos dejó lista la compra del 30% de las acciones de Opaín, el concesionario encargado de la operación del aeropuerto más importante del país. Ahora tiene bajo su mando el 65% de dicha empresa.

La terminal aérea mueve más de 30 millones de pasajeros al año. /Archivo

El pasado 25 de noviembre, el Grupo Argos, uno de los conglomerados económicos más poderoso del país con base en negocios de cemento, dejó claro que su interés estaba concentrado en adquirir la mayoría del control del aeropuerto más grande e importante del país, además de ser uno de los más modernos de Latinoamérica: El Dorado.

Ese día, Odinsa, una de sus filiales, además dueña ya de un porcentaje de Opaín (35%), el concesionario encargado de  la operación del aeropuerto, anunció formalmente que salía de la Sociedad Portuaria de Santa Marta, en donde tenía el 12,18%. La finalidad era clara: su objetivo era concentrar recursos en una de las piedras preciosas de la corona, el aeropuerto internacional El Dorado.

Por eso, en línea con sus objetivos, en un comunicado de prensa, anunciaron que el negocio tenía sello: “Grupo Argos, matriz de inversiones sostenibles en infraestructura, perfeccionó la adquisición del 30% de las acciones de Opain S.A., sociedad concesionaria encargada de la administración, operación, explotación comercial, mantenimiento, modernización y expansión de las terminales de pasajeros y carga del aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá, en desarrollo de lo establecido en el acuerdo de compraventa firmado en noviembre de 2016, previo cumplimiento de la totalidad de las condiciones establecidas y la obtención de las autorizaciones correspondientes”.

Eso, en términos de negocios, significa que la terminal aérea ya está en manos del Grupo Empresarial Antioqueño, el más poderoso y diversificado de Colombia, pues tienen participaciones en sectores como el financiero, la construcción, la infraestructura, las concesiones viales, los fondos de pensiones y los seguros, entre otros.      

Jorge Mario Velásquez, presidente de Grupo Argos, aseguró que “esta adquisición constituye un avance significativo para la materialización de la estrategia de Grupo Argos como matriz de infraestructura en la región. Con las inversiones anunciadas por la Aeronáutica Civil para implementar tecnologías de última generación de aproximación aérea y los demás proyectos de modernización y expansión del aeropuerto que adelanta Opain, los distintos actores del sistema aeronáutico de El Dorado podremos aportar a la consolidación de una operación armónica y más robusta, con altos estándares de servicio, teniendo en cuenta las proyecciones que duplican el tráfico aéreo de América Latina en las próximas dos décadas”.

¿A qué se refiere Velásquez? A que El Dorado, asentado en Bogotá, es catalogado como el tercer aeropuerto más grande de Latinoamérica por número de pasajeros superado por Ciudad de México y Sao Paulo, pues se calculan más de 30 millones de personas al año, es el primero en transporte de carga con 670 mil toneladas anuales. En total la concesión de las terminales de pasajeros y carga cuenta con un área de más de 200.000 metros cuadrados. 
 

Temas relacionados
últimas noticias