'El TLC traerá más inversión'

João Aguiar Machado, jefe adjunto de la Dirección General de Comercio de la CE, confía en la estabilidad jurídica que provee el acuerdo.

João Aguiar Machado, jefe adjunto de la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea.  / Cortesía
João Aguiar Machado, jefe adjunto de la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea. / Cortesía

Con la aprobación del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Colombia por parte del Congreso de la República, João Aguiar Machado, jefe adjunto de la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea —y quien fue el jefe negociador de la UE para el tratado—, está convencido de que la inversión proveniente del Viejo Continente hacia el país continuará en ascenso.

En entrevista con El Espectador, Aguiar Machado contó cuál será la incidencia del acuerdo en materia de propiedad intelectual, derechos humanos y sectores como el lechero y el industrial. La próxima semana visitará el país para encabezar un seminario enfocado en presentar oportunidades a empresarios colombianos y europeos.

¿Cómo se realizó la negociación de la matriz en temas lácteos?

Fue una buena negociación para ambas partes. Es importante destacar que no se liberaliza completamente el sector lácteo, sino que se abre una serie de contingentes para un número limitado de productos, con unos períodos de liberalización muy largos (hasta 15 años) y unas cláusulas de salvaguardia que se pueden activar hasta dos años adicionales (es decir, hasta 17 años).

Finalmente, hay que destacar que, durante la negociación, la Unión Europea se comprometió a dar unos fondos para apoyar la modernización del sector lácteo en Colombia (30 millones de euros) y así prepararlo para la liberalización gradual del comercio.

El Gobierno ha defendido las salvaguardias. ¿Qué tan efectivas son para la UE?

La UE introdujo una cláusula de salvaguardia que se activará si las exportaciones europeas de lácteos amenazan a los productores colombianos. De esta forma, se garantiza que las exportaciones no vayan a inundar el mercado colombiano y que el comercio quede controlado durante 17 años. Es el tiempo para que el sector se modernice para volverse más competitivo. Además de esta cláusula específica para el sector lácteo, el tratado incluye una salvaguardia general que podrá ser utilizada si hay un aumento de las importaciones de una parte que dañe o amenace con causar un daño a la producción nacional de la otra parte.

¿Cómo espera la UE que se comporten las inversiones de lado y lado?

Se prevé un aumento de las inversiones gracias a la estabilidad jurídica que ofrece el acuerdo. Si analizamos la inversión europea en la región, vemos que hay un interés creciente por Colombia. Basta poner el ejemplo de Portugal. La UE como bloque es el segundo inversor en el país, detrás de EE.UU. Esperamos que el tratado estimule a las empresas colombianas a mirar más a Europa. Ahora mismo la inversión acumulada de Colombia en la UE es de US$5.137 millones.

¿Cuánto impacto pueden tener las protecciones fijadas en propiedad intelectual?

El capítulo de propiedad intelectual busca lograr un equilibrio entre los derechos de los titulares, que han hecho unas inversiones sustanciales en investigación y tecnología que hay que proteger, y los intereses del público, en donde se mencionan explícitamente temas como educación, salud y acceso a la información.
Me gustaría resaltar además dos aspectos muy importantes de este capítulo: que la UE se compromete a proteger la biodiversidad de Colombia y las denominaciones de origen, un tema que le permitirá a Colombia posicionar mucho mejor productos como el café.

¿Hay mejoría en el país frente a los derechos de los sindicatos?

El proceso de ratificación del acuerdo por parte de Europa generó un gran debate en la sociedad civil sobre la situación de los derechos humanos en Colombia. Durante el último año ha habido muchas visitas de eurodiputados a Colombia que han podido comprobar los avances que ha logrado el país.

¿Qué tan vital resulta el TLC para los industriales de la UE?

Europa está atravesando una coyuntura económica difícil y uno de los factores que están contribuyendo a superar la recesión es el comercio. Las cifras muestran el dinamismo, que se mantiene a pesar de los presentes retos económicos. Cabe esperar que Europa mire más a Colombia con la entrada en vigor del acuerdo.

¿Cuáles son las expectativas en términos de comercio para los próximos 10 años?

Como consecuencia directa de un mayor intercambio comercial e inversiones, podemos esperar una integración más profunda de las cadenas productivas, más alianzas entre las empresas y un aumento de las inversiones conjuntas.

Temas relacionados