El mundo de hoy para las pymes

Expertos surcoreanos y peruanos analizaron el futuro de las pequeñas y medianas empresas. Innovación, la clave de su futuro.

Se estima que las pymes generan el 63% del empleo en Colombia. / Archivo
Se estima que las pymes generan el 63% del empleo en Colombia. / Archivo

“Éramos uno de los estados más pobres del mundo antes de los años 60, pero después nos industrializamos, copiamos tecnología de naciones desarrolladas, establecimos que la educación era lo más importante para estar preparados en el futuro y, aunque tuvimos crisis fuertes en el camino, hoy investigamos y desarrollamos tecnología propia”. Con esas palabras, Jaehak Lee, director del Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Corea, les expuso a los microempresarios colombianos el caso de éxito de su propio país, uno de los referentes industriales mejor posicionados en la actualidad.

Él, uno de los protagonistas del VII Foro colombiano de la micro y la pequeña empresa, que se realizó ayer en Pereira, y en el que se discutieron los retos en materia de formalización e internacionalización del sector, agregó que “la economía colombiana está en un momento positivo y percibo gran ánimo para seguir consolidándola. Lo mismo nos ocurrió a nosotros y calculo que en unos años se convertirán en un país estratégico”.

Otro punto estratégico que deben tener en cuenta las pymes del país, que representan el 37% de la producción nacional, es la innovación. “Cuando un país empieza a desarrollar su economía, descubre que el mercado no es para todos, por eso las mipymes tienen la obligación de innovar para no desaparecer, como pasó en mi país alguna vez”, añadió.

Un caso más cercano es el de la industria peruana. Su narrador fue el expresidente Alan García, quien se centró en el fortalecimiento financiero mediante la ejecución de políticas de internacionalización, que enfrentaron a los emprendedores a mercados mayores y terminaron por incentivar la competitividad: “El gobierno debe facilitarles la vida a los empresarios bajando los aranceles y firmando TLC. Creo que las naciones que protegen las fronteras están cometiendo un suicidio al subir aranceles. Eso no disminuye la pobreza ni genera empleo; además, están subestimando las capacidades del pueblo. El que quiera que le defiendan su tierrita se quedará pobre para siempre”.

García aseguró además que las pymes están viviendo una etapa que las beneficia: “Son las más flexibles por estar en etapa de formación, lo que les permite incorporar tecnología con mayor facilidad. Además, el mundo nunca antes había estado tan comunicado e informado, esa ventaja les permite identificar oportunidades no sólo a nivel local, sino global”.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra