Emisor cedió ante las súplicas y bajó las tasas en 0,25%

Banco de la República tomó la decisión de bajar la tasa de referencia en 25 puntos básicos, para llevarla de 5,25% a 5,00%.

Las peticiones hechas por los ministros de Comercio y de Agricultura, Sergio Díaz-Granados y Juan Camilo Restrepo, respectivamente; por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y hasta por los representantes y líderes de distintos gremios económicos, fueron escuchadas por la junta del Banco de la República que en la reunión de este viernes tomó la decisión de bajar la tasa de referencia en 25 puntos básicos, para llevarla de 5,25% a 5,00%.

Uno de los argumentos principales que el Emisor tuvo en cuenta fue que “el debilitamiento de la economía mundial está restringiendo el crecimiento de la economía colombiana a través de la menor demanda externa y los menores precios internacionales de los principales productos de exportación. Estos factores probablemente continuarán operando en esa dirección los próximos trimestres. Si bien el consumo y la inversión serán la principal fuente del crecimiento del Producto Interno Bruto en 2012, estos componentes de la demanda interna crecerán menos que el año anterior y reducirán, o incluso eliminarán, las actuales presiones de capacidad productiva”.

Agregaron que durante las conversaciones se tuvieron en cuenta varias decisiones que se han tomado en otros países que tienen sus economías en constante crecimiento, “por ejemplo, los bancos centrales de Brasil, China y Corea del Sur han reducido recientemente sus tasas de interés, buscando contrarrestar los efectos de la desaceleración de la demanda”.

Y para sus pronósticos de la producción, recalcaron que de acuerdo con la nueva información disponible “se proyecta para 2012 un crecimiento del PIB entre el 3% y el 5%. La amplitud del rango obedece a la incertidumbre sobre el tamaño de la desaceleración global y su impacto sobre la economía colombiana, así como sobre la recuperación de las obras civiles y la superación de algunos choques de oferta negativos que están afectando los sectores industrial y minero. Para 2013 se proyecta un crecimiento similar al de 2012. Como es de esperar, los niveles de incertidumbre aumentan en la medida en que crece el horizonte de pronóstico”.