Empleo, el héroe del año

El 2016 nos recordó que se pueden crear puestos de trabajo en casi todos los sectores, y si estos no se crean la demanda se frena de manera importante, afectando a todos, incluso a la estructura de las familias colombianas.

El 2017 puede tener un mejor comportamiento en muchas de las variables económicas y esto hará que se creen más puestos de trabajo. / El Espectador
El 2017 puede tener un mejor comportamiento en muchas de las variables económicas y esto hará que se creen más puestos de trabajo. / El Espectador

En un año en el que casi todas las variables de la economía estuvieron a prueba, con un crecimiento del PIB posiblemente inferior al 2 %, decir que el empleo creció y que la tasa de desempleo se redujo no sólo es algo de resaltar sino un fenómeno que debe ser revisado en detalle por los analistas, para comprender por qué y cómo ante un freno en la producción y el ingreso nuestra economía tuvo la capacidad de crear más de 200.000 empleos.

En los últimos seis años, Raddar Consumer Knowledge Group y El Espectador han trabajado buscando la variable económica del año, bajo la premisa de señalar una de las variables más relevantes para el comportamiento positivo de la economía colombiana durante el período. Así, el comercio (2010), el empleo (2011), el déficit fiscal (2012), la racionalidad en las compras (2013), el dólar (2014) y el consumo de los hogares (2015) han sido señalados como motores fundamentales de nuestra economía en cada año, y en 2016 repite de manera inesperada el empleo.

Claramente no fue un gran año para la creación de puestos de ocupados, porque sólo se crearon unos 146.000 empleos en el año, mientras que en 2011 este número superó los 800.000. Mas lo que cabe resaltar son dos fenómenos fundamentales. El primero es que la economía colombiana creció un 4 % en 2010 y un 6,6 % en 2011, siendo esta expansión un claro motor de generación de puestos de trabajo, mientras que en 2015 crecía a tasas del 3,1 % y en 2016 difícilmente logrará el 2 %, lo que implicaría un freno en el mercado laboral, pero éste logró crecer pese a todas las adversidades. El segundo se refiere a la tasa de desempleo, que en 2011 fue en promedio de 10,8 % y en 2016 puede ser inferior al 9 %, mostrando que no sólo se crearon los suficientes empleos y que otras variables, como la cantidad de desempleados, no se redujeron, sino que la cantidad de inactivos creció de manera importante. Los inactivos se entienden como “aquellas personas que estando en edad de trabajar decidieron no participar en el mercado laboral, es decir, no trabajaron y no se encontraban desocupadas en el período de referencia”, según el DANE, absorbiendo cerca de 315.000 personas que no buscaron empleo.

Esta dicotomía entre la creación de 145.000 empleos y el aumento de 315.000 personas en los inactivos ha tenido a muchos analistas pensando, ya que la gran mayoría declara estar en tareas del hogar y cerca del 82 % son mujeres, mostrando un comportamiento muy claro en el mercado, donde cada vez más mujeres declaran que se dedican a oficios de la casa, siendo cerca de 5 millones de ellas, lo cual puede ser entendido de muchas maneras a partir de los datos del DANE, desde considerar esto como algo bueno, porque la gente no salió a buscar empleo, o algo malo, porque la gente prefirió quedarse en casa y no salir a buscar trabajo.

Estos 145.000 ocupados nuevos se dan en un entorno muy negativo de la economía, en el cual la inflación casi supera el 9 %, el paro camionero afectó a casi todos los sectores, vivimos la incertidumbre del proceso de paz, hubo demora en la presentación de la reforma tributaria y el Gobierno no puso en marcha las obras de infraestructura de 4G, y cuando la política monetaria del Banco de la República tenía como fin desacelerar la economía para bajar la inflación, situaciones que hacen de esos puestos de trabajo aún más valiosos.

El 2017 puede tener un mejor comportamiento en muchas de las variables económicas y esto hará que se creen más puestos de trabajo y que la inflación se frene, pese al aumento del IVA en varios productos. El 2016 nos recordó que, pese a las dificultades, se pueden crear puestos de trabajo en casi todos los sectores, y si estos no se crean la demanda se frena de manera importante, afectando a todos, incluso a la estructura misma de las familias colombianas.

* Presidente de Raddar Consumer Knowledge Group.

 

últimas noticias

La hora de las startups