Equión, tras los pasos de Ecopetrol

Equión adquirió el 51% de la British Petroleum Colombia y asumió la operación de los campos de Cusiana, Floreña y Pauto en compañía de su socio Talismán.

Equión Energía Ltd. no es conocida en el mundo petrolero y mucho menos tiene el peso de la British Petroleum Company (BP). Sin embargo, desde enero asumió el reto de sacar adelante todos los proyectos que tenía esa compañía en el país, tras comprar el 51% de las acciones. Negocio provocado tras el desastre en el Golfo de México y que hizo que la BP vendiera algunas propiedades en el mundo para recomponer su portafolio.

María Victoria Riaño Salgar, luego de ser la pieza clave de fusiones y adquisiciones de Ecopetrol, tomó el timón de la empresa, que a pesar de tener nombre griego, es más colombiana que ninguna otra de las que han nacido y crecido en el país.

Riaño sostiene que asumió una gran responsabilidad y que el reto es poder llevar a Equión a figurar entre los grandes productores nacionales e internacionales de la mano de Talismán, su socia, que tiene el restante 49% de la compañía.

Aunque no es una de sus prioridades, Riaño ya puso sus ojos en la Bolsa de Valores, donde tendrá que llegar con el paso de los días, para convertir la compañía que lidera en un jugador de mayor importancia en el mercado petrolero, que está viviendo uno de sus mejores momentos en las tierras del café.

Actualmente Equión tiene como reto incrementar su producción diaria y pasar rápidamente de los 94 mil barriles de petróleo equivalente, es decir, de gas y crudo. Pero, ¿cómo piensan lograrlo? La tarea es aumentar la producción en los campos maduros que tiene la compañía en Cusiana, Recetor, Floreña y en el piedemonte llanero, lo mismo que los proyectos de mar abierto en la Costa Caribe, donde están trabajando de la mano con Ecopetrol y Petrobras.

Allí se espera iniciar exploración el próximo año, para lo que se tienen previstas inversiones por US$400 millones. Y para seguir hablando de cifras positivas, de acuerdo con las directrices de la casa matriz —Ecopetrol—, la compañía estima inversiones en exploración por US$2.500 millones en los próximos 10 años, unos US$250 millones anuales. “La idea es perforar entre 16 y 18 pozos en este período”, anunció.

“También tenemos en mente expandir nuestra operación, ya sea con la participación en las rondas que tiene proyectadas la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) para el próximo año, comprando algunas empresas o asociándonos con otras compañías que son pequeñas y que llegan al país”, recalcó.

La directiva considera que Colombia no es un país petrolero y que para que se identifique así deberá producir como mínimo 2 millones de barriles diarios. Un camino en el que se está trabajando rápidamente.

Para este año Equión Energía Ltd. tiene planeadas inversiones por US$235 millones, destinadas al desarrollo de nuevos pozos, la expansión de facilidades de procesamiento de hidrocarburos, el mantenimiento normal de la operación con altos estándares de seguridad, así como la continuidad de los programas de responsabilidad social y de medio ambiente que adelanta con la comunidad casanareña.

Así, Riaño seguirá al mando de uno de los cinco mayores productores de petróleo en Colombia, uno de los tres principales de gas natural y socia del Oleoducto Central S.A., con lo cual tiene garantizado el transporte del crudo de Cusiana.

Temas relacionados