La escuela que enseña a manejar el dinero

Unos 31.000 estudiantes de cuatro departamentos forman parte de un programa de emprendimiento, en el que aprenden a ahorrar y a crear su propio negocio.

través de juegos los estudiantes entre octavo y once grado aprenden a crear empresa y administrar el dinero. / BBVA

El colegio también será el lugar para aprender a manejar el dinero y ahorrar, para pensar en una idea que se convierta en una empresa y para entender qué significa esa palabra emprendimiento que es tan popular ahora.

Este será el escenario en el que se escuchará algún día, en una clase, “con estos cuatro tips aprenderá a ahorrar: no gaste más dinero del que obtiene, reserve periódicamente un porcentaje del dinero, tenga claro su propósito de ahorro y convierta su ahorro en inversión”.

Ya está sucediendo en cuatro departamentos —Cundinamarca, Santander, Atlántico y Antioquia— y lleva el nombre de Escuela para el Emprendimiento BBVA. Ya 31.000 estudiantes entre octavo y once grado están escuchando entre sus clases una cátedra, en la que alguno de los 1.000 profesores capacitados les dará razones para ahorrar: “Para cubrir necesidades cuando se encuentre en una situación económica difícil, para alcanzar las metas propuestas dentro del proyecto de vida, para evitar recurrir a créditos que no se necesitan, para invertir e incrementar el capital”, se lee en un listado elaborado por Pilar Sanabria, directora del programa que se realiza en conjunto con gobernaciones y secretarias de Educación.

“Este es un proyecto de aula que busca que los estudiantes aprendan a manejar adecuadamente el dinero y, por el otro, que conciban el emprendimiento innovador como una opción de vida desde edades tempranas”, dice Sanabria.

En estas clases se aprende con juegos “que propician la toma de decisiones todo el tiempo”, explica Sanabria. Dice también que este programa es “una nueva forma de combatir la pobreza a mediano y largo plazo”, y que para eso las ideas de negocio “deben tener un impacto social, ambiental o tecnológico”.

La idea es que esos proyectos de empresa ya estén dando rendimiento desde el primer año. “La siguiente competencia es la de administrar. Luego de tener el dinero cómo van a organizarse, cómo van a manejar sus activos y pasivos —explica Sanabria—. Después vienen otras preguntas: cómo apalancar sus sueños a través de un crédito, cómo planificar las deudas y los diferentes tipos de intereses. Y la última parte es la inversión: cómo maximizar y potenciar el dinero que se tiene”.

Desde allí han surgido 1.200 ideas de negocio. Y las mejores han sido premiadas: accesorios de belleza y artículos deportivos con material reciclable, una escuela deportiva, una empresa de asesorías de tareas, un taller de mecánica de bicicletas y venta de repuestos, entrenamiento y rehabilitación canina o leche de cabra medicinal.

Este año BBVA Colombia invertirá $6.500 millones en sus programas de responsabilidad corporativa, incluida la Escuela para el Emprendimiento. Esperan que la cifra de estudiantes beneficiados llegue a 40.000.