Escuela sindical advierte de escasez de trabajo decente en el campo

La organización apoya el punto 1 de La Habana, pues indica que se debe promover el desarrollo rural. Advierte, por ejemplo, que en Colombia solo hay 904 inspectores de trabajo para 22 millones de empleados.

/Archivo.

Mientras  continúa la incertidumbre sobre el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc, tras la derrota del Sí en el plebiscito, la Escuela Nacional Sindical advierte sobre las precarias condiciones del trabajo en el campo. Excesivo trabajo infantil, ausencia del código laboral, informalidad de 90%, y desigualdad en el salario entre mujeres y hombres, son algunas de las realidades que se viven en el agro y que muestra que escasea el trabajo decente rural en Colombia.

La tasa de trabajo infantil en el campo es de más de 15,6%, mientras que en las ciudades es de 6,7%. Lo cual muestra una clara diferencia entre la protección de los derechos de los menores entre las zonas urbanas y las rurales.

Por otro lado, la informalidad en el agro es de cerca del 90%, casi el doble que el promedio nacional. Por esto, la Escuela Nacional Sindical advierte que la seguridad social es más la excepción que el factor común en el campo. Lo cual implica que solo el 7% de los colombianos en las zonas rurales pueden pensionarse.

Carlos Julio Díaz, director General de la Escuela Nacional Sindical, explica que “el código laboral prácticamente no existe en el agro. Solo hace falta ver que en Colombia solo hay 904 inspectores de trabajo para 22 millones de empleados. Es importante que el Gobierno proteja el punto 1 de los acuerdos de La Habana para mejorar las condiciones de los trabajadores del campo”.

El punto al que se refiere Díaz es el 1.3.3.5: un apartado en el que el Gobierno se compromete a hacer cumplir las normas de la Organización Internacional del Trabajo dentro del campo. La necesidad salta a la vista, solo hace falta mirar que los ingresos de las mujeres en el agro colombiano es de tan solo el 60% del de los hombres.

Temas relacionados