Conversatorio de Colombia 2020

hace 4 horas

España logró dejar atrás dos años de recesión

Pese a los resultados revelados por el banco central, desempleo y alta deuda de hogaresaún son motivo de debate entre analistas.

Aunque los resultados fueron positivos, expertos señalan que España tiene numerosas reformas pendientes. / EFE

La economía de España volvió a crecer en los tres meses que terminaron en septiembre, lo cual pone fin a una recesión que duró más de dos años, arrasó con las finanzas públicas y dejó a uno de cada cuatro trabajadores sin empleo.

Según las cifras preliminares provenientes del Banco de España, el Producto Interno Bruto español aumentó 0,1% en el tercer trimestre, lo cual es una pequeña mejora en comparación con los tres meses anteriores, pero un cambio esperado con ansia, luego de nueve trimestres consecutivos de caída en la producción.

“La mejora gradual de la economía española, que se aprecia desde el principio del año, continuó con el trasfondo de un relajamiento en las tensiones financieras y un aumento en la confianza”, dijo el banco central. Añadió que España de nuevo se había beneficiado de exportaciones fuertes, una tendencia que, según el banco, podría gozar de un impulso adicional gracias a una caída continua en los costos laborales.

Como una señal más de que la recuperación gradual se está extendiendo a otros segmentos de la economía, el Banco de España proyectó “un aumento pequeño en el consumo de los hogares” para el tercer trimestre. Sin embargo lanzó la advertencia de que “el panorama del mercado laboral, aún desventajoso, y la alta deuda de los hogares no auguraban una recuperación apreciable en el corto plazo”.

Los analistas le dieron la bienvenida a la noticia, pero también advirtieron que España estaba lejos de tener el tipo de crecimiento que podría aliviar el profundo problema de desempleo del país. “Lo peor pudo haber terminado, pero aún estamos en una situación bastante difícil. No parece que tendremos el tipo de crecimiento que necesitamos para generar empleos pronto”, dijo Antonio Cabrales, profesor de economía del University College London.

Federico Steinberg, economista del Real Instituto Elcano, un centro de pensamiento con sede en Madrid, dijo: “Son buenas noticias, pero no debemos entusiasmarnos porque todavía quedan muchas reformas por hacer: debemos aumentar nuestra competitividad, asegurarnos de que el crédito siga fluyendo, realizar más ajustes en el mercado laboral y mejorar la educación, la investigación, el desarrollo y la regulación”.

Aun así, el regreso al crecimiento que se predice probablemente mejore la confianza en el gobierno de España, esperanzado ya por el reciente cambio en los datos económicos y en el ánimo de los inversionistas hacia el país.

Los políticos y los líderes empresariales le dieron esta semana la bienvenida a la noticia de que Bill Gates, fundador de Microsoft y uno de los hombres más acaudalados del mundo, compró una participación de 6% en FCC, el grupo de construcción español. La inversión, con un valor de 133,5 millones de euros, fue descrita por José Manuel Soria, ministro de Industria, como una señal fresca de una “mayor confianza y credibilidad”.

Los retornos sobre los bonos de España han caído de forma aguda este año y el tesoro ha generado un gran interés entre los inversionistas extranjeros.