España no cumplirá su meta fiscal en 2012

Una revelación demoledora lanzó Luis Linde, gobernador del Banco de España, durante su comparecencia ante el Parlamento, al afirmar que el país no alcanzará su meta de reducir la deuda pública al 4,5% del PIB.

Luis Linde, gobernador del Banco Central de España.  / EFE
Luis Linde, gobernador del Banco Central de España. / EFE

Tal como lo reveló el funcionario, las cuentas oficiales mostraban en agosto que el déficit se mantenía a un nivel equivalente al 4,77%; de esta forma, también se descarta el objetivo de cerrar el año con un déficit fiscal de 6,3% del PIB.

“El problema más urgente al que se enfrenta la economía española es recuperar la confianza de los mercados”, señaló Linde durante su comparecencia, en la que argumentó que esta desviación se debe a la cautela que ha generado la crisis de la Eurozona entre los inversionistas internacionales.

Debido a esto, se proyecta que la economía española sufra una contracción de 0,5% en 2013, lo cual, a juicio de la entidad, representa un cálculo “positivo” frente a las predicciones de otros organismos internacionales, que señalan una caída del PIB de 1,5%.

De cumplirse los cálculos del Banco central, España llegaría a un punto de quiebre en 2014, año en que las cifras auguran un crecimiento de 1,2% en la economía y una expansión neta del empleo de 1,1%. “Si en 2013 conseguimos avanzar en esos frentes, confío en que será posible volver al crecimiento económico y a crear puestos de trabajo”, señaló Linde.

Un ejemplo del estado actual de la economía española pudo verse en la jornada de hoy, donde el índice Ibex 35 se mantuvo por encima de los 7.800 puntos, a pesar de caer 0,18% por la caída de las bolsas de la región.

De hecho, las predicciones del Banco central influyeron en las declaraciones que Luis de Guindos, ministro español de Finanzas, entregó durante una conferencia en el London School of Economics, donde afirmó que el país no necesita ser rescatado: “En España lo que tenemos es una propuesta de intervención en el mercado secundario de la deuda soberana con ciertas condiciones”. Sus comentarios, sin embargo, fueron recibidos con risas.

últimas noticias