España recupera suspendido impuesto de patrimonio para los ricos

"Sólo pagarán este impuesto en torno a 160.000 ciudadanos, que son los ciudadanos que más tienen", afirmó el ministro de Fomento.

El gobierno socialista español aprobó el viernes, en consejo de ministros, la reintroducción durante dos años del impuesto de patrimonio, eliminado en 2008, asegurando que sólo afecta a los más ricos y que el 94% de los españoles no tendrán que pagarlo.

"Sólo pagarán este impuesto en torno a 160.000 ciudadanos, que son los ciudadanos que más tienen", afirmó el ministro de Fomento y portavoz del gobierno, José Blanco, en rueda de prensa al término del consejo.

Blanco aseguró que esta cifra corresponde al 6% de los contribuyentes y que el 94% de los españoles no se verán concernidos. "Es decir la inmensa mayoría de los españoles no van a pagar este impuesto" en 2012 y 2013, únicos dos años concernidos por esta medida provisional, garantizó.

Si la distribución del patrimonio en España se mantuviese intacta respecto a 2007 -último año en el que se pagó el impuesto-, este gravamen aportaría a las arcas públicas en torno a 1.080 millones de euros (casi 1.490 millones de dólares), afirmó Blanco, repitiendo los datos que ya había avanzado la víspera la ministra de Economía, Elena Salgado.

Antes de su suspensión en 2008 por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, este impuesto había sido duramente criticado porque afectaba también a una parte de las clases medidas.

Para responder a estas críticas, su base fue modificada. Los contribuyentes sólo pagarán ahora sobre el patrimonio que supere los 700.000 euros, frente a 108.000 en 2007. Asimismo, se aumenta de 150.000 en 2007 hasta 300.000 euros la exención por la propiedad de la vivienda.

"Con esta medida (...) distribuimos las cargas de la crisis de una forma más justa y equilibrada", aseguró el portavoz del gobierno.

"Lo justo es fortalecer el estado del bienestar, y no debilitarlo, lo justo es promover el empleo y lo justo es repartir las cargas de la crisis", afirmó. "Esta decisión no repercute sobre las clases medias", insistió.

Como ya ocurría antes de 2008, la recaudación del impuesto de patrimonio irá a los gobiernos regionales (Comunidades Autonómas), que contarán así con más recursos, especialmente para reducir su déficit.

El grado de endeudamiento de las Comunidades Autónomas españolas es una preocupación continua en los últimos meses para los mercados, que temen que pueda influir en las previsiones de déficit global del país.

 

últimas noticias

Rionegro tendrá el primer tren ligero del país

“Big Data” aplicado al campo en Colombia