A la espera de otro paro campesino

Mientras las organizaciones campesinas dijeron que protestarán de nuevo el 28 de abril, el Gobierno anunció medidas para facilitar el pago de créditos y entregar subsidios pendientes a cafeteros.

Según el Gobierno, durante la actual administración el campo ha recibido apoyos por $7 billones y créditos por $13 billones. / Andrés Torres

Mientras las voces de algunas organizaciones campesinas continúan alentando a un nuevo paro del sector el próximo 28 de abril, el Gobierno insistió en que no hay motivos para salir a protestar y en que detrás de la gestión de las movilizaciones se esconden intereses políticos ajenos a las problemáticas campesinas. Adicionalmente, los ministros de Hacienda, Agricultura e Interior anunciaron medidas para los productores con deudas y confirmaron que desde la próxima semana comenzarán a pagarse $60.000 millones de subsidios a los cafeteros, los cuales se encontraban pendientes.

“A pesar de los esfuerzos y de horas de trabajo, parece que algunos representantes de las organizaciones quisieran afectar el proceso electoral. Pareciera que hablar y hablar no sirviera para nada”, manifestó el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, al tiempo que reiteró que el Gobierno se ha reunido en 310 ocasiones con los miembros de los movimientos que encabezaron los paros agropecuarios de 2013.

Frente al tema de suavizar el pago de las deudas que los agricultores tienen con las entidades financieras —lo cual ha sido motivo de discusión constante entre las organizaciones y el Gobierno—, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, anunció que el Ejecutivo dispondrá de $134.000 millones para el Fondo Nacional de Solidaridad Agropecuaria (Fonsa). Estos recursos irán destinados a la refinanciación de préstamos agropecuarios. En febrero pasado, el Ejecutivo había anunciado la destinación de $200.000 millones con este mismo propósito.

“Para los deudores con obligaciones menores a $20 millones, se apropiaron recursos para comprarles a los bancos esa cartera con un descuento y transferir el beneficio de éste a los deudores, con unas operaciones donde los créditos han sido refinanciados a 11 años, con tres años muertos, donde no se causan ni se pagan intereses”, explicó Cárdenas, y agregó que desde el cuarto año se deberá pagar un interés equivalente a inflación más dos puntos.

Cárdenas dijo recientemente a este diario que el hecho de contar con un presupuesto de $5,1 billones para el campo este año significa un punto de quiebre para la recuperación del agro, ya que los recursos son mayores en 181% a los que existían en 2010.

Además contó que $3,1 billones del total de los recursos —que provienen del gravamen a las transacciones financieras (4 x 1.000)— se asignarán así: $1,03 billones para la Protección al Ingreso Cafetero (PIC), $140.000 millones irán a la compra de tierras, $234.000 millones para vivienda rural, $841.000 millones para proyectos productivos, $113.000 millones para riego y drenaje y $504.000 millones para créditos. El resto de recursos se enfocará en acueductos, fortalecimiento institucional, investigación y asistencia técnica.

En días pasados, los representantes de la Dignidad Agropecuaria le manifestaron al Gobierno que saldrán a marchar de nuevo el próximo lunes reclamando por los continuos incumplimientos del Estado con los pactos acordados tras los paros. Por ejemplo, el movimiento sostiene que no se han pagado $130.000 millones del PIC cafetero y que la condonación de deudas para los productores sigue enredada, al igual que la estrategia para frenar el contrabando de productos agropecuarios.

“El Gobierno dijo que sí les iba a pagar a los cafeteros lo del año pasado. Hay que mirar el tema de la deuda bancaria de los campesinos. Vamos a empezar un proceso de consulta con la gente para ver en qué quedan los anuncios del Gobierno. Al paro saldrían sectores como café, arroz, panela, cacao, papa y leche”, aseguró el representante del movimiento Dignidad Cafetera, Óscar Gutiérrez.

A su vez, Olga Quintero, integrante de la Mesa de Interlocución Agraria (MIA), contó que esta organización está en consulta con las bases campesinas para definir si este lunes los productores vuelven a un nuevo paro.

  Se pagarán los dineros del PIC

Luego de que el Gobierno anunciara el pago de $60.000 millones del programa de Protección del Ingreso Cafetero (PIC), el gerente administrativo de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Felipe Acero, explicó que la mayoría de las reclamaciones pendientes provienen de departamentos como Antioquia, Huila, Santander, Cauca, Tolima y Caldas.
“Durante el año 2013, la Federación pagó a los productores $1,1 billones. Del PIC correspondiente a 2014 se han entregado $42.000 millones, pese a que ha habido seis semanas con precios por debajo de $700.000 por carga de café. Este año, en total, han pasado 425.000 facturas por el sistema”, explicó Acero, quien cree que la volatilidad de los precios internacionales del grano sigue siendo alta y que hay nerviosismo en el mercado.

 

[email protected]

@hector_sandoval