“Estamos en la era del consumidor”: Jaana Remes

Un grupo de expertos de los sectores público y privado se sentaron a discutir en el congreso de industriales y empresarios de la Andi sobre el impacto de la cuarta revolución industrial. Este fue el resultado.

Juan Roberto Vargas junto a Jaana Remes, David Luna, Marcos Muñoz, Oswald Loewy y Bruce Mac Master, durante el panel sobre la era digital. / Cortesía Andi
Juan Roberto Vargas junto a Jaana Remes, David Luna, Marcos Muñoz, Oswald Loewy y Bruce Mac Master, durante el panel sobre la era digital. / Cortesía Andi

¿Qué es la cuarta revolución industrial? Es, por ejemplo, que una extranjera pueda estar físicamente en Cartagena, Colombia, y pueda hablar con sus padres en Finlandia, incluso en video, sin costo. Que una niña en Kenia, con su computadora, pueda tener acceso a la educación que se ofrece en Estados Unidos. Que mediante internet en un centro médico un especialista pueda monitorear a un paciente que está en su casa, en silla de ruedas, y asistirlo de manera inmediata sin estar desplazándose hasta las instalaciones, reduciendo costos operativos. O que en las fábricas se salte de los procesos manuales a los digitales, el lenguaje entre el hombre y la máquina cambie y la manipulación se concentre en un pequeño tablero digital para conseguir mejores resultados en la línea de producción.

Así se ve esta revolución en pleno siglo XXI. Así la ven, en un pequeño abrebocas, Jaana Remes, economista y socia de McKinsey Global Institute; David Luna, ministro de las TIC colombiano; Marcos Muñoz, director de la oficina de iniciativas globales de MIT; Oswald Loewy, presidente de Sempertex, y Bruce Mac Master, presidente de la Andi, quienes en medio del panel “La cuarta revolución industrial, una vía a la era digital”, llevado a cabo durante la asamblea de industriales y empresarios en Cartagena, se sentaron a dialogar sobre una realidad en la que ya estamos inmersos, que está rompiendo los tradicionales paradigmas de la economía e incluso está pidiendo a gritos un cambio cultural. Un cambio de mentalidad.

En el panel, organizado por Caracol TV, Blu Radio y El Espectador, el ministro de las TIC soltó una máxima: “No es una revolución, yo prefiero decirle evolución, porque  lo que aquí está pasando es que sumamos y construimos”. Y apuntó un dato: “El 78 % de los empresarios contestaron en su más reciente encuesta que están concientizados para entrar a ese mundo digital”. Loewy, de Sempertex, dijo que “la era digital hay que entenderla y hay que vivirla”. Esto justo cuando se tocó el tema de Uber y lo que está produciendo en las industrias este tipo de propuestas.

Remes, la economista y socia de McKinsey Global Institute, aseguró en su intervención que el mundo cambió el modelo, porque ya no se trata del producto o de quien lo produce, se trata de quien lo compra, lo consume, lo exige. “Estamos cambiando la forma de consumir. Estamos en la era de los consumidores”.  Considera que la barrera más grande a la que se enfrenta el mundo es tener la gente formada para moverse y atender esta fase de la historia. “Se invierte en las máquinas, pero tener gente que las use de manera distinta, eso es lo difícil. Eso va a tomar más tiempo”.

Y aunque pareciera que todo está claro en el mundo tecnológico, porque precisamente la tecnología es la que está ofreciendo soluciones prácticamente inmediatas a casi todas las necesidades de la gente, la realidad dicta que aún existen muchos vacíos en este ecosistema. “El paradigma es muy grande y aquí se trata de cómo lo cambiamos, no damos un paso porque no sabemos qué hay. Eso es la innovación. El reto es esto, lo que estamos haciendo aquí, hablarlo y discutirlo, que los empresarios se sienten y hablen con el Gobierno”, reflexionó Marcos Muñoz, director de la oficina de iniciativas globales de MIT.

Se habló de regulación. Intervino Luna: “Hemos avanzado en la materia. Por ejemplo, en neutralidad de la red, porque el Ejecutivo no tiene la potestad para bloquear o sacar del aire ninguna aplicación”. A la par Mac Master advirtió: “los estados y los congresos no tienen la capacidad de andar como va la tecnología. Es un desafío para la humanidad ser hábil en regular cosas. No nos podemos quedar atrasados porque no hay regulación. Ese desafío es muy grande”. Y Remes entró a la conversación: “El reto es encontrar un balance, deben trabajar un camino medio, nadie quiere tener una regulación que crea desigualdad entre distintos tipos de competidores”.

El capital humano, el recurso para moverse en esta nueva era, también entró a debate. “En talento tenemos un gran reto: se necesitan más técnicos y profesionales. El esfuerzo que debemos hacer en matemáticas es alto, pensamos que los ingenieros de sistemas son nerds, que no van a tener acceso o capacidad en la sociedad. Al contrario, son unos héroes, son los que permiten que sus empresas se modernicen. Pero necesitamos el apoyo del sector privado”. Por eso “lo que hay que hacer es que la educación sea divertida. Que sea interesante”, agregó Muñoz.

Remes, al final, recordó que los casos más exitosos en este cambio tecnológico se han dado cuando el sector privado y público están juntos; esa es la manera para que esta revolución funcione. Muñoz cerró volviendo a lo básico: “La innovación está dentro de sus empresas, no vayan al MIT a buscarla”. Mientras que Loewy, el presidente de Sempertex, uno de los más innovadores de Colombia y del mundo, aseguró que “la era digital nos trae ventajas interesantes. Casi siempre pensamos en hacer las cosas más rápido. En acelerar procesos”, por eso el trabajo “de los presidentes de las compañías es salirse de su rol tradicional. El concepto de la era digital nos trae la disrupción, el cambio total del modelo de negocios, porque la empresa de hoy tiene que ser diferente”.

Temas relacionados