"Estamos en vísperas de más protestas"

Según el gremio agropecuario, con las negociaciones de la Alianza del Pacífico se avecinan manifestaciones en sectores como el arroz, la porcicultura y la caña.

De acuerdo con la Sociedad de Agricultores de Colombia, la producción agropecuaria —de $16,9 billones anuales— estaría en peligro con la puesta en marcha de la Alianza del Pacífico.  / Archivo - El Espectador
De acuerdo con la Sociedad de Agricultores de Colombia, la producción agropecuaria —de $16,9 billones anuales— estaría en peligro con la puesta en marcha de la Alianza del Pacífico. / Archivo - El Espectador

Mientras que en Cali transcurre la VII Cumbre Regional, donde 300 empresarios y nueve jefes de Estado definen la consolidación de la Alianza del Pacífico como el bloque de cuatro naciones —Colombia, Chile, México y Perú—, que busca conquistar los mercados asiáticos, el sector agropecuario nacional sigue preocupado por la forma en que se está negociando el acuerdo. Según el gremio del agro, entre los productores ya se habla de salir a protestar, tal como lo hicieron los cafeteros, los cacaoteros y los paperos.

“Estamos en vísperas de protestas de sectores como los arroceros, lecheros, porcicultores, palmicultores, azucareros y maiceros por las negociaciones que el presidente Juan Manuel Santos está haciendo con la Alianza del Pacífico. Todo esto se convierte en inconvenientes para el agro colombiano”, señaló el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía López, quien advirtió que estas negociaciones están poniendo en riesgo más de un millón de empleos en el campo.

Incluso, el Movimiento por la Dignidad Cafetera —que encabezó el paro de los productores del grano que se registró entre febrero y marzo— está llamando a unir al sector agropecuario para “organizar resistencia” y pedirle al Gobierno una reducción en el precio de los insumos que necesita el campo.

Según el presidente de la SAC, con la puesta en marcha de este bloque económico se pondría en riesgo el 48% de la producción agropecuaria del país. “El valor monetario de ésta es de $16,9 billones al año y equivale a 9,1 millones de toneladas”.

En el caso de los arroceros, el presidente de Fedearroz, Rafael Hernández Lozano, dejó ver su preocupación al señalar que el cereal es un producto sensible con el que no se puede cometer ahora un error como el que se vio a la hora de negociar el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. “El problema acá no son sólo los cuatro países de la Alianza. Son las naciones que van a entrar a ser competencia para el arroz colombiano. Eso nos sacaría del mercado”.

Hernández dijo que no entiende cuál es el afán del Gobierno de incluir al sector arrocero en la Alianza. “El agro en Colombia recientemente presentó todos los movimientos por cuestiones de precio. Calcule qué puede sentir un agricultor frente a una amenaza como este acuerdo”.

Hernández dijo que los arroceros ven que el Gobierno no tiene por ahora un plan claro para capotear los efectos del tratado y señaló que tampoco hay una respuesta del Estado en materia de crédito para hacer más competitivo el sector. “Acá se está poniendo en riesgo a 500 mil productores del cereal, asentados en 215 municipios del país”.

Desde la orilla de la porcicultura, Carlos Alberto Maya, gerente general de la Asociación Colombiana de Porcicultores, manifestó que este gremio pide no ser incluido en la Alianza del Pacífico, ya que “de ninguna manera logra beneficiarnos. Con esto, la porcicultura se expone a que desaparezcan herramientas de protección como el sistema andino de franja de precios”.

En una carta enviada por el gremio al ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, se señala que “comercialmente los mercados de los países que conforman la Alianza del Pacífico no son de nuestro interés. Chile y México se constituyen en un gran riesgo para la porcicultura colombiana”.

Lo anterior, según Maya, se debe a que el país no tiene que pagar aranceles para entrar productos derivados de la porcicultura a Perú y a Chile. “Las nuevas concesiones se harían a cambio de un detrimento para el productor nacional”.

En materia de negociaciones, los viceministros de Relaciones Exteriores y de Comercio de México, Colombia, Chile y Perú ya se han reunido en 15 ocasiones para discutir temas sensibles para el agro nacional, como desgravación arancelaria, reglas de origen, medidas fitosanitarias y obstáculos técnicos al comercio.

Según lo estimado, el 30 de junio de este año quedarán listas las negociaciones de los diferentes renglones. Sin embargo, el presidente de la SAC señaló que a las mesas de diálogo no han dejado entrar a los técnicos y que a la administración del presidente Santos parece no importarle qué pasará con el sector agropecuario.

No obstante, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, reiteró que la Alianza ofrece una importante oportunidad “de fortalecimiento de encadenamientos productivos entre los cuatro países, de cara a competir en el mercado asiático. En este sentido, uno de los ejes fundamentales de esta negociación es el relacionado con las normas de origen, cuyo objetivo es fomentar la integración regional”.

 ‘Alianza representa la octava economía mundial’: Santos

El presidente Juan M. Santos contestó a los críticos que la Alianza del Pacífico —que tiene un mercado de 210 millones de habitantes— se constituirá como la octava economía del mundo y reiteró que naciones como Panamá, Costa Rica y Guatemala han demostrado su interés de formar parte del acuerdo. Agregó que en las próximas semanas se concretaría el ingreso de Colombia a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio, Industria y Turismo, reiteró que la Alianza ofrece la oportunidad “de fortalecer encadenamientos productivos entre los cuatro países, de cara a competir en el mercado asiático. En este sentido, uno de los ejes fundamentales de esta negociación es el relacionado con las normas de origen, cuyo objetivo es fomentar la integración regional”.

hsandoval @elespectador.com