Estímulos a la economía en Latinoamérica ya se sienten en el consumo

Noticias destacadas de Economía

Según la firma, en Colombia la situación fue más difícil por las restricciones de movilidad impuestas y la presión económica.

Un informe de Kantar reveló que durante el segundo trimestre de 2020 los mercados latinoamericanos mostraron el consumo más fuerte de los últimos años a pesar de los efectos provocados por la pandemia del COVID-19.

Le puede interesar: Estrategia para aumentar consumo de carne de cerdo en Colombia

Según el más reciente Consumer Insights, hubo un incremento acelerado en las últimas semanas de mayo hasta junio tras más de 150 días de confinamiento en la región.

Sin embargo, no todos los países pasaron por las mismas medidas ni vieron el mismo efecto. Por un lado, en Brasil y México la presión fue más bien baja, según la firma, porque hubo poco aislamiento social y ayudas gubernamentales. Por otro, en Argentina y Chile el aislamiento social se cataloga como medio, además estuvo mitigado por el apoyo del gobierno para niveles socioeconómicos bajos. Finalmente, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia soportaron un aislamiento social fuerte y el apoyo del Estado no fue tan alto.

“La pandemia ha obligado a los gobiernos de Latam a desplegar el paquete de estímulo económico más grande de la historia. Nunca se había tenido una acción a tal escala y en todos los países al mismo tiempo. Por tamaño de ayuda, Brasil es el más destacado, pero como porcentaje del PIB, Chile, Argentina y Perú también tienen programas importantes. La parte a destacar de estos paquetes para la adquisición de bienes de consumo masivo son las transferencias directas de efectivo”, explicó Cecilia Alva, directora de Clientes y New Business Latam de Kantar.

En Colombia particularmente la situación fue más difícil por las restricciones de movilidad impuestas, “el tiempo extra en casa repercute en los hábitos de compra, es decir, cuanto más se está en el hogar, la frecuencia de compra disminuye, por lo que hay menos exposición y por consecuencia se hacen compras más grandes cada vez”, explica el informe.

Kantar también advierte que países como Colombia tuvieron mayor presión económica, pues se enfrentaron a “elecciones más difíciles, ya que, con sus ingresos habituales reducidos, y sin mucho dinero extra del gobierno, la permanencia en el hogar generó necesidades claras, por lo que se vieron forzados a elegir lo esencial”.

Con el mayor volumen de transferencias directas, Brasil es el único país donde el crecimiento de bienes de consumo masivo en el segundo trimestre es más alto que en marzo donde se tuvo un pico de consumo. En México y Centro América, el crecimiento en este periodo fue importante, pero no se había visto un pico como éste. A su vez, en Argentina y Chile la pandemia revirtió la tendencia de declive del mercado del año 2019, pero el crecimiento ya se está desacelerando.

En Brasil, 65 millones de personas han recibido una ayuda de US$100 al mes desde marzo. Esta inyección de efectivo ha aumentado los ingresos de los beneficiados en casi un cuarto, en lugar de una caída esperada del 20 % ocasionada por la pandemia, si no hubiera ninguna ayuda. “Como un tercio de la renta mensual de los brasileños se destina a la compra de productos de consumo masivo, estos recursos adicionales del gobierno equivalen a casi un 4 % de crecimiento adicional en el mercado”, destacó la firma.

En todos los países de Latinoamérica se calcula que 100 millones de personas recibieron algún tipo de apoyo del gobierno en el segundo trimestre de 2020. Según los estudios de Kantar, hasta un 80 % de estos recursos se utilizaron para comprar productos básicos, por lo que el impacto en el mercado de bienes de consumo es enorme y alcanza principalmente los niveles socioeconómicos más bajos.

Por cuenta de estas medidas, hasta un 30 % del crecimiento del mercado en el segundo trimestre provino de las transferencias de efectivo de los gobiernos.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

MacroeconomíaConsumo