Estos son los principales hallazgos fiscales que padeció Colombia en 2016

En su rendición de cuentas, la Contraloría denunció que malos manejos de recursos públicos superan los $9,9 billones. Los casos más absurdos: Reficar, Electricaribe y los Juegos Nacionales en el Tolima.

Edgardo Maya Villazón/ archivo El Espectador

En Colombia todos los días se descubren nuevas formas de apropiarse del dinero del Estado. Pero coger la plata destinada a la alimentación de los niños más pobres, desviar los recursos para tratar pacientes con síndrome de Down o falsificar firmas de médicos para obtener millonarios pagos es el colmo.

La rendición de cuentas del segundo año de gestión del contralor general, Edgardo Maya Villazón, puso en evidencia que la creatividad de algunos funcionarios y sus contratistas a la hora de “tumbar” o “sacar la tajada” no tiene límites. “Estamos preocupados por la aparición de un fenómeno recurrente: una especie de mafias que buscan aprovecharse de los recursos públicos, a como dé lugar”.

El absurdo desfalco del Programa de Alimentación Escolar (PAE), que supera los $60.000 millones, o el llamado “Cartel de la Hemofilia” en Córdoba y el Cartel de enfermos mentales en Sucre, que tienen irregularidades por casi $50.000 millones son ejemplo de ello.

Según el informe de la contraloría, en 24 departamentos se encontraron alimentos descompuestos, cocinas y comedores escolares inapropiados, y desviaciones de recursos con las cuales se habrían podido alimentar diariamente, durante dos años y medio, con desayuno y almuerzo, a más de 17 mil niños.

Por otra parte, el incumplimiento de Electricaribe, a la hora de ejecutar recursos públicos asignados para adelantar proyectos de normalización de redes eléctricas en la Costa Caribe, superó los $65.732 millones y afectó a más 63.000 usuarios. Además, los Juegos Nacionales en Tolima pasaron los $66.000 millones en sobrecostos

Sin embargo, el mayor hallazgo de la Contraloría fue el desfalco de Reficar, avaluado en $8,5 millones.  Frente a esto, el contralor aseguró que 14 de los 36 irregularidades fiscales encontradas ya fueron trasladados a la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción, para tramitar e iniciar los procesos de responsabilidad fiscal del caso.