La estrategia de la bolsa

Con reuniones en Nueva York y Londres, junto a un plan para fortalecer la relación de los emisores con sus accionistas, la Bolsa de Valores de Colombia quiere incrementar la presencia de los inversionistas extranjeros.

Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia. / Archivo
Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia. / Archivo

El clima de la ciudad de Nueva York, el eje financiero de Estados Unidos, es volátil. La entrada de la primavera no ha sido como se esperaba: la tormenta del fin de semana, que hizo cancelar decenas de vuelos, se transformó en el inicio de la semana en un sol intenso, adornando un cielo con pocas nubes. En las calles era común encontrar a ejecutivos de traje aflojándose sus corbatas por el calor, caminando junto a turistas asiáticos de sandalias, shorts y camisetas. Algo se ha alterado en la Gran Manzana. Pero lo que se mantiene constante, incluso creciendo, es su interés de invertir en mercados desarrollados, en especial el colombiano.

Prueba de eso es el evento organizado en Manhattan por el Citibank y la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), en el que 200 inversionistas con sede en Nueva York se reunieron con 22 emisores colombianos para evaluar posibles alianzas a futuro. “Este sigue siendo el momento de Colombia. Y hay que asegurarlo, porque la competencia con otros mercados, como los asiáticos, es intensa“, dice Bernardo Noreña, presidente del Citibank para el país y quien cree que hay que enfocar la llegada de nuevos capitales en sectores como la infraestructura ante la caída de los precios internacionales de los commodities mineros: “Hay que poner a funcionar todas las locomotoras”.

Hace diez años pensar en una reunión de este tipo era, sencillamente, imposible. Las noticias de un país en guerra, sin futuro, espantaban. Pero los fundamentales mejoraron, las preguntas en Wall Street sobre Colombia se tornaron más específicas e inspirando a los emisores colombianos a promocionar sus portafolios en ese mercado. Esa fórmula ha incidido en un aumento decisivo en la inversión extranjera en la BVC, que pasó de 3% hace tres años a 14% hoy.

Y viene más: “Estamos trabajando en dos pilares para mejorar la calidad del mercado bursátil: en el fortalecimiento de la relación con los inversionistas y en la internacionalización de la bolsa“, explica Juan Pablo Córdoba, presidente de la BVC. El primero busca seguir el ejemplo de mercados externos, donde cada empresa cuenta con una página web en inglés, entrega información de alto nivel cada trimestre (estados financieros y datos sobre la conformación de la propiedad accionaria y la junta directiva) y tiene un ejecutivo que monitorea el estado de esa relación.

Alrededor de 15 de los emisores locales más grandes están trabajando en este objetivo. “Nuestra meta es que, al finalizar el año, al menos 10 compañías cumplan con esta guía. También queremos que cuenten con un área de investigación de mercados sólida, que provea con información detallada a los accionistas. Es un paso que toma más tiempo porque requiere inversiones grandes, pero la idea es que haya un grupo de empresas, ojalá las más de 30 que componen la rueda de alta liquidez, con buena cobertura“, añade Córdoba.

El segundo pilar consiste, precisamente, en fomentar encuentros como los de Nueva York con inversionistas internacionales (de hecho, el jueves viajarán a Londres el presidente Juan Manuel Santos y algunos de sus ministros para promocionar el mercado). Entre las acciones para lograrlo está el decreto que está redactando el Ministerio de Hacienda para facilitar la promoción de las emisiones colombianas en Chile y Perú y su adquisición en el mercado primario. Este propósito cuenta con la coordinación del Gobierno y el papel estratégico de Deceval y los propios emisores.

Ambos caminos buscan incrementar la participación extranjera a 15% en los próximos dos años, objetivo que, en realidad, sigue los pasos de un mercado como el chileno, donde esa presencia ronda entre el 25 y el 35%. Para Córdoba, el contexto actual es propicio para consolidar ese plan: “Hay mucho apetito por el país. Dentro de la coyuntura que vivimos, los inversionistas tienen el reto de buscar nuevos destinos para sus capitales. Quieren invertir, pero no saben cómo hacerlo ni por cuáles medios. Les estamos llevando las historias y planes de expansión de las compañías para que se decidan por Colombia”.

 

[email protected]

*Artículo posible gracias a la invitación de la BVC.