La estrategia textil

A pesar del contexto que enfrenta, el Grupo Éxito redobla su inversión en marcas propias.

Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito. / Cortesía
Carlos Mario Giraldo, presidente del Grupo Éxito. / Cortesía

En el popular barrio Guayaquil, en pleno centro de Medellín, hace 60 años el empresario Gustavo Toro Quintero vendía textiles en un pequeño local al que llegaban campesinos y citadinos. Estos fueron los comienzos del Grupo Éxito, conglomerado que actualmente factura más de $8,5 billones al año. Durante las últimas décadas se ha concentrado en hilar más fino para pulir su estrategia textil —jalonada por marcas propias—, que anualmente está dejando ventas de $1,2 billones y que, según el presidente de la firma, Carlos Mario Giraldo, promete seguir creciendo.

Prueba de ello es el testimonio de Ramiro Arango Dahl, gerente de la Distribuidora de Textiles y Confecciones S.A. (Didetexco), una filial del grupo. Acompañado por el imparable sonido de fondo de decenas de máquinas de coser de uno de los 130 talleres que con más de 6.000 empleados confeccionan las prendas de marca propia de Almacenes Éxito, contó que uno de los objetivos es apostarle a la industria nacional en medio de tiempos difíciles.

Para el presidente del conglomerado, el hecho de concentrarse durante 17 años en marcas propias, como Arkitect, People y Bronzini, ha dado buenos resultados. Agregó que una de cada tres prendas que se venden en Almacenes Éxito anualmente corresponde a prendas fabricadas por la rama textil del grupo: “Esta producción textil tiene el comercio asegurado. Las confecciones nacen en los barrios de Colombia y cumplen con altos estándares”.

Giraldo dijo además que de $1,2 billones que el grupo vende anualmente en textiles, sólo $80.000 millones (menos del 8%), corresponde a importaciones de productos como zapatos y chaquetas: “Más del 90% de las compras para el negocio textil se están haciendo en Colombia en este momento. Resulta competitivo poder abastecerse acá”. Adicionalmente resaltó que el nivel actual de tasa de cambio (por encima de $1.930) está favoreciendo los balances tanto del grupo como de la industria colombiana.

A su turno, el director de la rama textil del Grupo Éxito, Jorge Jaller, comentó que la directriz del negocio es continuar democratizando la moda, con propuestas que tengan una calidad que no sea copiable. “El tema de marcas propias del Éxito crece a doble dígito”, comentó, y puso de ejemplo la más reciente colección, Arkitect, by Pink Filosofy, que se distribuirá en 78 almacenes de la compañía y la cual es el resultado de cerca de 100 días de trabajo, que en este caso dieron origen a 43 prendas diferentes y a un surtido de calzado.

Pero tejer una estrategia textil tiene sus riesgos. Uno de ellos, para Arango, es afrontar el creciente contrabando de textiles que ha puesto en aprietos a numerosas empresas en el país. Aun así, aseguró que existen los mecanismos para salir adelante y continuar generando nuevos puestos de trabajo.

En lo que resta de este año, el presidente de Grupo Éxito espera que las cosas cambien en materia de crecimiento económico y ve con esperanza que el segundo trimestre del año sea mejor en materia de un incremento de la demanda. “Hay que creer en este negocio para crecer. Tenemos que innovar con propuestas; no podemos quedarnos haciendo lo mismo”, concluyó.

 

[email protected]

@hector_sandoval

* Artículo posible gracias a la invitación del Grupo Éxito.

Temas relacionados