Estudian revolcón en sector de agua potable

“Tenemos una atomización de la prestación del servicio”, señala la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA). Por lo menos hay entre 12.000 y 15.000 acueductos en el país.

Exploran cambios profundos en el sector del agua potable para extender el servicio a más población.  /iStock
Exploran cambios profundos en el sector del agua potable para extender el servicio a más población. /iStock

Mientras en importantes regiones del mundo se desatan intensas pugnas por acceder al agua, en Colombia la lucha es por extender la cobertura a 100 % de la población urbana y elevar el actual 73 % en la zona rural; lo mismo que por llevar la red de alcantarillado a más de 91 % de los habitantes citadinos y 70 % en el campo. Para lograr cobertura plena y mejorar la calidad del líquido, el Gobierno estima inversiones superiores a $42,3 billones, recursos que podrían ser de iniciativa privada en un alto componente.

“Hay un problema de cobertura y de calidad del agua, especialmente en el sector rural. Para poder cerrar la brecha de cobertura se requiere de inversiones importantes”, admite el subdirector de Planeación Nacional, Fernando Mejía. El funcionario advierte que en las ciudades 94 % del agua potable es apta para el consumo humano, mientras que en el campo apenas es 42 %. “En el sector de agua habría que mirar todo un esquema para apuntarle a una regionalización efectiva para lograr una mejor gestión de los acueductos y alcantarillados”, señaló por su parte el vicepresidente Técnico de Andesco, Mauricio López. Andesco es el gremio que agrupa a las empresas de servicios públicos y comunicaciones.

Un informe de la Superintendencia de Servicios Públicos indica que en 2014 los servicios de acueducto y alcantarillado fueron prestados por 222 empresas en 362 municipios, mientras que el total de suscriptores de esos servicios públicos fue de 7’792.166 para acueducto y 7’336.525 para alcantarillado. Frente a un año atrás, se registró un crecimiento de 1,8 % para agua y de 4,3 % para alcantarillado, “lo que indica un mejoramiento de la cobertura de los servicios públicos de acueducto y alcantarillado”, resalta el estudio.

“Tenemos una atomización de la prestación del servicio”, considera Julio César Aguilera, presidente de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA). Si se cuentan los acueductos rurales, se tiene entre 12.000 y 15.000 prestadores. Es una cifra muy grande, que hace muy difícil la labor de vigilancia, control y regulación, añade Aguilera. “Lo que buscamos es aglomerar mercados. Que exista la posibilidad de que uno solo se encargue de la prestación de servicios en un grupo de municipios y con ello aprovechar economías de escala”, agrega. Para el subdirector de Planeación Nacional, “no tiene sentido tener acueductos muy pequeños que atiendan sólo a municipios de menos de 10.000 o 15.000 habitantes, cuando usted puede tener una prestación de servicio más regional”.

La única empresa con sistemas de acueducto y alcantarillado no interconectado que solicitó a la CRA la declaratoria de un mercado regional en Colombia fue la Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla para los municipios de Barranquilla, Puerto Colombia, Soledad, Galapa, Tubará, Juan de Acosta, Usiacurí, Piojó, Sabanalarga, Sabanagrande, Santo Tomás, Baranoa, Polo Nuevo, Palmar de Varela y Ponedera, con el fin de atender 425.539 suscriptores, precisa la Superintendencia de Servicios Públicos. En Urabá, EPM trabaja en un proceso de regionalización del agua. Una cifra preocupante es que a 95 % de los municipios en Colombia no le llega un servicio de agua confiable, ni en cobertura ni en calidad, señala el representante de Andesco.

La compuerta para que ingrese capital fresco al sector se abre más. Fernando Mejía dice que ya avanza la primera “estructuración técnica legal y financiera de un proyecto en Santa Marta para una APP (Asociación Pública Privada)”. Este tipo de concesión se tiene que financiar con tarifas, “hay que ser claros. Pero como son inversiones de largo plazo, lo que se espera es que no se afecten (las tarifas) de manera importante”.

¿Cuál es la propuesta?

El director de Planeación Nacional Simón Gaviria propuso fusionar empresas y entregar la prestación del servicio a terceros cuando no se cumpla con indicadores de calidad. Insiste en la posibilidad de incrementar las tasas ambientales con objeto de aumentar las inversiones de las empresas de servicios públicos. El cobro de la tasa de uso de agua en Colombia, frente a cualquier otro país de América Latina, es muy bajo, de $0,60 por metro cúbico. “Hay que revisarlo. Hay que mirar si eso es lo consistente con lo que se debería tener en términos de la protección de un recurso hídrico que al final de cuentas es escaso”, explica Mejía.

El gremio que agrupa a las empresas de servicios públicos ha propuesto el tratamiento de las aguas residuales. “Hemos propuesto la desintegración de la actividad”, lo que significa que no necesariamente el que maneje el acueducto lo haga también con las aguas residuales, puede ser otra compañía, aclara Mauricio López.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los empresarios toman la palabra