Europa ganaría por caída del crudo

El desplome del precio del petróleo podría implicar un estímulo económico de más de US$1,1 trillones.

El precio del petróleo ha caído más de 47% desde julio de 2014. / Archivo

Mientras los países productores de crudo ven como una tragedia la caída de más del 47% que ha sufrido el precio del petróleo desde julio de 2014, pues los ha obligado a reajustar su cuentas fiscales, para los países de Europa la reducción de los precios podría representar una oportunidad. Es un contraste interesante porque el deterioro de la industria petrolera todavía no termina, ya que la cotización del referente WTI al cierre de esta publicación caía por debajo de los US$50, provocando, entre otras cosas, que la tasa de cambio colombiana ganara $57 en menos de cuatro horas y que se situara en $2.430.

“Debido a que Europa es una región consumidora neta de crudo, el desplome de los precios del petróleo, que a su vez ha llevado hacia abajo la cotización de sus derivados como el gas, podría estimular en gran medida la actividad económica interna, ya que esto implicaría una reducción de los costos dentro de su territorio”, explicó Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de economía de IE Business School.

Es una posición que el departamento de investigación del Citi Group respalda, pues indicó que la reducción de la cotización del crudo podría implicar un estímulo económico de más de US$1,1 trillones para los países compradores netos de petróleo, ya que esto acarrearía una disminución considerable del precio de la gasolina.

Es claro que se trata de un estímulo urgente, ya que Europa no ha podido salir por completo de la crisis económica de 2008, pues sus previsiones de aumento del producto tuvieron que ser revisadas a la baja, al punto de que sólo se espera que crezca 0,4% en 2014 y 1,1% en 2015. Además, la inflación puede cerrar 2014 en 0,5% para la Eurozona y 0,6% para la Unión Europea, y este indicador tal vez no superaría el 1% hasta 2016.

Por esta razón, Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, explicó que “si bien la reducción de los costos por la caída del precio de la gasolina podría incentivar la actividad económica, esto se traduciría en una menor inflación, que es uno de las principales problemas de la Unión Europea en este momento. De manera que es muy complicado determinar cuál sería el efecto neto del desplome de la cotización petrolera, ya que esto podría aumentar el riesgo de que se produzca deflación (inflación negativa) en el Viejo Continente”.

 

 

[email protected]

 

últimas noticias