Eurozona aprobó ayuda a Grecia para sacarla de la crisis

Los ministros acordaron entregar 8.000 millones de euros a Grecia, correspondientes al paquete de 110.000 millones de euros.

La Eurozona dio este viernes luz verde a la entrega de una nueva inyección de dinero a Grecia, aunque todavía falta la decisión del FMI, en la primera de una serie de reuniones en Bruselas para revertir la imagen "desastrosa" generada por las divisiones entre Francia y Alemania en la búsqueda de una solución a la crisis de deuda.

Los ministros "dieron su acuerdo" para entregar 8.000 millones de euros a Grecia, correspondientes a un paquete de 110.000 millones de euros acordado en 2010, que está ahora supeditado a la aprobación del Fondo Monetario Internacional, el segundo acreedor en importancia de Grecia tras la Unión Europea.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, recomendará al consejo de administración de la institución que desbloquee los 2.200 millones de esa ayuda que corresponde a la institución, informaron a la AFP fuentes cercanas a la misma.

Esta nueva inyección es imprescindible para salvar de la quiebra a Grecia, cuyo Parlamento aprobó el jueves el último paquete de medidas de ajuste draconianas para cumplir con las exigencias de los acreedores.

"Es un buen síntoma de que somos capaces de tomar decisiones", dijo la ministra de Economía española, Elena Salgado, al término de más de siete horas de reunión de los ministros de Finanzas del Eurogrupo, que despeja el camino "hacia el segundo programa" de ayuda para Grecia.

"Todo lo que estamos haciendo es para evitar el contagio, porque lo que más contagia es un enfermo que no está curado", dijo Salgado.

Antes de la cumbre de mandatarios prevista para el miércoles, la Eurozona tendrá que ponerse de acuerdo sobre una nueva ayuda a Grecia para hacer su deuda "sostenible" que pasa por una quita o 'headcut' superior al 21% acordado en julio, y que podría rondar el 50%, según los expertos.

Aunque no dio cifras, Salgado reconoció que con "los ajustes técnicos" esa quita será "superior" al 21%, acordada el pasado 21 de julio.

Expectantes ante un acuerdo, las principales bolsas europeas cerraron este viernes con fuertes alzas. Fráncfort ganó 3,55%, París 2,83%, Longres 1,93% y Madrid 2,84%, y el euro se recuperó ante el dólar (1,3889 dólares)

Pero pese a este primer paso, los europeos siguen divididos sobre las respuestas para poner fin a la crisis de la deuda.

"El impacto exterior (...) es desastroso" para Europa, admitió el jefe de filas de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker.

"Realmente no damos el ejemplo de un liderazgo que funciona bien", lamentó.

Fuertemente divididos, Francia y Alemania deben llegar a un acuerdo sobre el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), principal arma para luchar contra el contagio de la deuda a pesos pesados de la zona como Italia o España.

Francia, cada vez más aislada, propone el apalancamiento del Fondo con préstamos del Banco Central Europeo (BCE), mientras Alemania defiende que funcione como una aseguradora parcial de los bonos soberanos de los países afectados por la deuda.

"Está claro que nos remitimos a lo que autoriza el tratado (de la UE), es decir, que el BCE no puede ser utilizado", advirtió el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

De la misma opinión es su homóloga española, Elena Salgado, quien dijo que en un mundo ideal, sería bueno que el BCE tuviera un papel más activo, pero a corto plazo tenemos que considerar "otras posibilidades".

Su colega de Finanzas francés, François Baroin, aseguró al término de la reunión que "estamos en la buena dirección, teniendo en cuenta los diferentes puntos de vista".

Según un diplomático europeo, Francia teme perder su máxima calificación crediticia (AAA).

"La situación es seria", advirtió Schäuble al inicio del encuentro."Tenemos una gran responsabilidad, todos lo sabemos, con Europa, con la Eurozona, pero también con la economía mundial", advirtió.

Y es que la presión aumenta de parte de socios como China o Estados Unidos, para que Europa dé una solución que ponga fin de una vez por todas a la crisis de la deuda, que amenaza a los bancos expuestos a las deudas soberanas de los países en dificultades y a la economía mundial.

 

últimas noticias