Eurozona crecerá menos de lo pronosticado

Piden a Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), que reduzca las tasas de interés.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE).

La presión aumenta sobre Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), para que reduzca las tasas de interés de la Eurozona, luego de que Bruselas revisara el martes sus pronósticos económicos y arrojara un crecimiento más lento en la zona de la moneda única durante el próximo año, así como una caída en la inflación durante 2015.

Aunque las revisiones fueron ligeras, la Comisión Europea dijo que la Eurozona se expandiría a un anémico ritmo de 1,1% durante el próximo año, que es una caída con respecto al pronóstico de 1,2% hecho durante la primavera, y al 1,4% que se pronosticó a comienzos de año. Los cambios se generan al tiempo que se publican datos que, según algunos analistas, aumentan los riesgos de una deflación.

Olli Rehn, jefe económico de la comisión, reconoció que mientras los pronósticos de la inflación estaban cayendo, desde un 1,5% que se proyectaba el próximo año a 1,4% en 2015, las proyecciones a mediano plazo de la inflación seguían “ancladas en territorio positivo”, lo cual hacía de cualquier temor de deflación una exageración.

“Aunque hay mucha lentitud en la economía, el riesgo de una deflación parece remoto en la coyuntura actual”, dijo Rehn. “El BCE está listo para actuar cambiando las tasas de interés o inyectando más liquidez en caso de que se vayan a materializar los riesgos de caídas en la inflación”.

Rehn dijo que la turbulencia económica por fuera de la Unión Europea, como la generada por la batalla en el gobierno de los Estados Unidos con respecto al presupuesto, se estaba combinando con exigencias continuas sobre gobiernos muy apalancados para que pagaran los intereses sobre su deuda soberana, lo cual debilita el crecimiento.

Entre los países que vieron la reducción más grande en sus proyecciones de crecimiento para 2014 se hallan Francia, que cayó de un estimativo de 1,1% en la primavera a tan sólo 0,9% en el nuevo pronóstico, y España, que cayó de un pronóstico de 0,9% a 0,5% en la publicación del martes.

Se espera que muchos de los países más golpeados de la Eurozona, en cambio, terminen pronto años de contradicción económica. El próximo año Grecia está en camino a crecer 0,6% y luego 2,9% en 2015, según la comisión, tras seis años de recesión. Igualmente se espera que Portugal crezca 0,8% en 2014, luego de caer en cuatro de los últimos cinco años.

Sin embargo, las proyecciones arrojaron que varios países podrían enfrentar medidas de austeridad adicionales durante los próximos años, con varias de las economías más grandes de la Eurozona permaneciendo por encima del objetivo de déficit que exige la Unión Europea, de 3% del Producto Interno Bruto.

Se espera que Francia, que ha prometido estar por debajo del 3% dentro de dos años, llegue a 3,7% en 2015, mientras España, que ha recibido dos aplazamientos en su cronograma para cumplir el objetivo, debería tener un aumento del déficit que iría de 5,9% en 2014 a 6,6% en 2015.