Eurozona intenta multiplicar recursos para rescate sin gastar más

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) cuenta con garantías aportadas por los Estados de la zona euro.

La Eurozona tiene previsto decidir este miércoles cómo intentar aumentar los fondos disponibles para rescatar a los Estados en dificultades sin que sus países miembros tengan que proveer más fondos.

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), creado a mediados de 2010 por tres años, cuenta con garantías aportadas por los Estados de la zona euro, en función de su contribución (Alemania y luego Francia son los países que más contribuyen).

El FEEF tiene la mejor calificación ("AAA") de las agencias especializadas y puede prestar hasta 440.000 millones de euros, pero ya ha utilizado parte de esta suma para Portugal e Irlanda y va a usar más para Grecia. Tras estas operaciones quedarían, según fuentes coincidentes, entre 250.000 y 270.000 euros.

Las dos opciones para reforzar la capacidad del FEEF, en un complejo "efecto palanca", no requieren que se modifiquen los estatutos del mismo. Además, se puede optar por las dos a la vez.

1 - El efecto palanca, para alcanzar una capacidad de préstamo de un billón de euros:

Se trata de permitir que el FEEF garantice una parte, entre 10% y 20% según las estimaciones, de los títulos de deuda emitidos por países como Italia o España que tienen que pagar intereses cada vez más elevados para que se les preste dinero.

De este modo, se captan inversores que aceptan cobrar intereses más bajos por esas obligaciones con menores riesgos. Además, el aumento de la demanda puede hacer bajar aún más dichos intereses. Así, por ejemplo, si se garantiza 10% de los bonos del Tesoro italiano, con 100 euros del FEEF se estaría facilitando la emisión de 1.000 euros de títulos.

Esto permitiría contar con un billón de euros, según fuentes diplomáticas.

No obstante, se corre el peligro de crear dos tipos de deuda y hacer que se deprecien las obligaciones que ya están circulando, debilitando así a sus poseedores.

Tampoco se puede descartar que esto agrave el endeudamiento de los Estados miembros, lo que haría peligrar la nota AAA de Francia, que ya está amenazada, y, por ende, la nota global del FEEF.

2 - Un fondo especial para captar inversiones exteriores:

Se trata de crear un fondo especial para captar inversiones públicas y privadas, incluso provenientes de fuera de la zona euro. Podrían ser entidades de capital riesgo o fondos soberanos, provenientes, por ejemplo, de países emergentes como China. Hay dos variantes dentro de esta posibilidad:

* Uno o varios "vehículos especiales" de inversión adosados al FEEF, con aportes de inversores voluntarios en capital o garantías. A su vez, estos fondos podrían producir un efecto palanca, por lo cual podrían captar aún más dinero en los mercados para luego comprar deuda de los Estados amenazados o recapitalizar bancos.

* Un fondo similar, pero adosado al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ambas variantes se pueden combinar, pero los gobiernos no están en condiciones de calcular la capacidad de fondos especiales de este tipo por desconocer cuánto colocarían en ellos los inversores externos.

Dos de las potencias emergentes que podrían participar es esta operación, Brasil y Rusia, se mostraron este miércoles dispuestas a ayudar a los países de la zona euro, pero a condición de que se haga a través del FMI.