Eurozona y el plan de ayuda a España

Los ministros de finanzas lo acordaron.

En la mañana del martes los ministros de Finanzas de la Eurozona llegaron a un acuerdo en torno al plan de rescate por 100.000 millones de euros, un acuerdo que, se esperaba, resultaría en el envío a Madrid de 30.000 millones de euros de ayuda por parte del fondo de rescate de 440.000 millones de euros de la Eurozona.

Aunque el memorando final que sella el acuerdo no se aprobará oficialmente antes del 20 de julio, altos funcionarios de la Eurozona dijeron que incluirá pruebas de presión más profundas para 14 de las instituciones financieras más grandes de España, seguidas por el requisito de que Madrid segregue los activos basura de los bancos hacia un “mal banco”.

“El componente clave del programa es una mejora de los segmentos débiles del sector financiero de España”, dijo Jean Claude Juncker, el primer ministro de Luxemburgo y quien dirige al grupo de ministros de Finanzas de la Eurozona. “Estamos convencidos de que estas condiciones tendrán éxito para atacar la debilidad restante en el sector bancario de España”.

Cada banco que recibe rescates de la Unión Europea se verá forzado a adoptar reformas específicas, dijo Juncker. Adicionalmente, los funcionarios de la Eurozona dijeron que España tendría que mejorar su regulación y supervisión bancaria. Mientras la revisión de banco por banco se completa, el rescate inicial de 30.000 millones de euros será retenido por Madrid “en caso de que se presenten necesidades urgentes o una contingencia”, dijo Juncker.

Luego de 10 horas de conversaciones, Juncker y Olli Rehn, el jefe económico de la Comisión Europea, buscaron clarificar la confusión cada vez mayor en torno a cómo se realizará el rescate de España una vez que el fondo de rescate de la Eurozona, el Mecanismo de Estabilidad Europeo, pueda inyectar la ayuda directamente a los bancos españoles.

Al principio, la ayuda se canalizará a través del fondo de rescate para los bancos que el gobierno español ya tiene en pie, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), lo cual significa que aumentará la deuda nacional de Madrid. Sin embargo, una vez que los líderes de la Unión Europea finalicen una nueva supervisión bancaria, estos préstamos irán directamente hacia los bancos atribulados, lo que elimina la deuda de los libros de cuentas soberanos de España.

 

últimas noticias