Falta de moneda propia complica ingreso de Ecuador a Alianza del Pacífico: Correa

Ecuador dolarizó su economía en 2000 a raíz de una grave crisis financiera.

La carencia de una moneda propia supone el mayor obstáculo para que Ecuador adhiera a mecanismos de integración comercial como la Alianza del Pacífico o el Mercosur, dijo el jueves el presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

"Nosotros tenemos moneda extranjera. No es cualquier detalle irrelevante, es el factor fundamental, la referencia ineludible para tomar esta clase de decisiones", señaló Correa en una entrevista radial.

Ecuador dolarizó su economía en 2000 a raíz de una grave crisis financiera, pero Correa, que el pasado viernes asumió para un segundo mandato de cuatro años, ha descartado adoptar nuevamente el sucre como moneda nacional.

Quito fue aceptado como observador de la Alianza del Pacífico durante la VII cumbre del grupo conformado por Colombia, Chile, México y Perú, que finalizó el pasado 24 de mayo en la ciudad de Cali.

El mandatario izquierdista, férreo crítico de los tratados de libre comercio (TLC), aseguró que una hipotética devaluación de sus monedas por parte de Colombia o Perú para recuperar competitividad podría hacer "quebrar" a los productores locales.

"A Ecuador solo le quedaría rezar", afirmó Correa, indicando que es el problema que afrontan países como España o Grecia -que tienen como moneda común el euro- para salir de la crisis en Europa.

"Veremos las potencialidades de integrarnos (a la Alianza del Pacífico), los riesgos, y tomaremos una decisión con calma, pero considerando siempre que Ecuador es un país que no tiene moneda nacional", sostuvo.

A comienzos de este mes, el gobierno ecuatoriano anunció el inicio de la negociación del protocolo de adhesión al Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela y Paraguay (suspendido).

Correa planteó que esas discusiones consideren "salvaguardias cambiarias" para que, en caso de una devaluación de sus socios, Ecuador pueda "responder con medidas arancelarias".

"Todo eso se va a negociar y tomaremos una decisión. Hasta ahora no hemos adquirido ningún compromiso, va a ser un proceso de varios meses", aclaró.

De otro lado, el presidente reiteró su interés en concretar un acuerdo comercial con la Unión Europea y restó importancia a la posibilidad de que Estados Unidos no renueve el acuerdo de preferencias arancelarias (ATPDEA), el cual vence el próximo domingo.

"Se ha sobrestimado el impacto y la ayuda del ATPDEA, no supera los 25 millones de dólares", aseveró Correa, apuntando que un país cuyo PIB alcanzará pronto los 90.000 millones de dólares "bien puede cubrir un impacto de 25 millones para ayudar a los exportadores y que sigan siendo competitivos".

Temas relacionados