Favoreciendo a la base poblacional

La Alcaldía de Medellín liderará una iniciativa para poner en marcha proyectos que beneficien a quienes viven con menos de US$10 diarios.

El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao (izq.), junto al presidente del BID, Luis Alberto Moreno.  / Luis Benavides
El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao (izq.), junto al presidente del BID, Luis Alberto Moreno. / Luis Benavides

La base de la población en América Latina, que representa cerca de dos tercios del total, se ha convertido en una oportunidad perfecta para los empresarios. En el caso de Colombia, el hecho de que el 70% de los habitantes tenga un promedio de ingresos de US$10 al día ha dado lugar a la generación de nuevas ideas en beneficio de este segmento poblacional.

Durante el II Foro Base Internacional, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que busca el desarrollo de los mercados de la base de la pirámide, el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa, anunció la creación de una agencia permanente de análisis y estímulo a la discusión de iniciativas encaminadas a productos y servicios en beneficio de la población con menos recursos.

“La idea es unir esfuerzos, porque es la forma de garantizar el éxito. Estamos dispuestos a poner lo que sea necesario. Ya el BID, Comfama, Eafit y Proantioquia dijeron que se suman a este proyecto”.

En Colombia, por ejemplo, existen iniciativas exitosas, como el caso de las Empresas Publicas de Medellín, que tiene una cobertura del 98% de la población con sus servicios. EPM, a través de un crédito de US$10 millones del BID, permite que las familias más pobres de la ciudad adquieran electrodomésticos y computadores a menores precios que en el mercado.

Otro caso es el de Alpina, empresa que desde hace varios años entendió que en la base de la pirámide se encontraba un nicho de mercado que le permitiría a la compañía crecer con productos diseñados especialmente para ellos, como el caso de YogoYogo, que hoy representa el 25% de las ventas. Según su presidente, Julián Jaramillo, “Alpina en ese sentido cambió el balance y hoy diríamos que casi el 60% o 70% de las ventas de la organización están centradas en lograr soluciones de nutrición a los estratos socioeconómicos 1, 2 y 3”.

Otra iniciativa importante expuesta por Comfama y por el BID fue el “arriendo social”. El convenio por US$3 millones busca beneficiar a 400 familias en Antioquia. También la banca presentó sus iniciativas. Bancolombia, con sus productos banca segura y puntos de atención móviles, busca beneficiar a los estratos bajos. Por ejemplo, esta entidad va a los barrios populares y da préstamos a pequeños negocios.