Fed no da sorpresas y mantiene robusto estímulo económico en EE.UU.

El banco central de EE.UU. calcula que este año el producto interior bruto (PIB) crecerá entre un 2,3 % y un 2,8 %.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos cumplió el miércoles las expectativas al no anunciar modificaciones en la agresiva política monetaria en práctica, aunque apuntó que existen señales de recuperación en la economía del país.

Desde diciembre, el organismo dirigido por Ben Bernanke ha visto "un retorno al crecimiento económico moderado tras la pausa de finales de año pasado".

Entre los aspectos positivos, la Reserva destacó que "el gasto de los hogares y la inversión de las empresas han aumentado, y que el sector inmobiliario se ha fortalecido más".

No obstante, el comunicado de la Fed señala que el desempleo, que cerró en febrero en el 7,7 %, aún es "elevado", y subraya la pertinencia del programa de estímulo económico, que incluye la compra de bonos por valor de 85.000 millones de dólares al mes.

"En conjunto, el alto desempleo en combinación con una baja inflación subraya la necesidad de políticas que respalden el progreso hacia el máximo empleo en un contexto de estabilidad de precios", señaló Bernanke en la rueda de prensa posterior a la emisión del comunicado.

En el documento, el banco central estadounidense reiteró su compromiso de mantener esta inyección de liquidez y de seguir con los tipos de interés de referencia a niveles excepcionalmente bajos de entre el 0 % y el 0,25 % hasta que el desempleo baje del 6,5 % o la inflación se eleve por encima del 2,5 %.

Bernanke precisó que esas cifras son "umbrales y no interruptores", por lo que puede haber modificaciones progresivas y no implicarían un cambio repentino de la política monetaria del país.

Asimismo, la Fed publicó sus nuevas previsiones de crecimiento, que redujo ligeramente respecto a su reunión de diciembre pasado.

El banco central de EE.UU. calcula que este año el producto interior bruto (PIB) crecerá entre un 2,3 % y un 2,8 %, frente al 2,3 % y un 3 % previo, y ubica la expansión de la economía en 2014 a entre 2,9 % y el 3,4 %.

Tres meses atrás la expectativa del banco central era de un aumento del PIB el año próximo entre el 3 % y el 3,5 %.

En lo que respecta al desempleo, la Fed no contempla una bajada sustancial hasta 2015, cuando prevé que se ubique entre el 6 % y el 6,5 %.

De los doce miembros del Comité de Mercado Abierto de la Reserva, que dirige la política monetaria en EE.UU., once votaron a favor de mantener el actual estímulo y solo se pronunció en contra Esther George, presidenta de la Reserva Federal de Kansas City.

George argumentó que "el continuado alto nivel de expansión monetaria ha incrementado los riesgos de futuros desequilibrios económicos y financieros".

Durante su encuentro con los periodistas, Bernanke también se refirió a la "difícil" situación económica en Chipre, cuyo gobierno ha rechazado un plan de rescate europeo, lo que ha provocado que sus bancos sigan cerrados hasta la próxima semana.

"Los mercados están en alza (...) Creo que los europeos encontrarán una solución, en este momento no vemos efectos para la economía de EE.UU.", respondió ante las preguntas sobre posible contagio a otros países de la eurozona o la economía global.

El presidente de la Fed, que culmina su mandato a comienzos de 2014, reconoció que parte de la ralentización económica en EE.UU se debe a la política fiscal restrictiva del país, especialmente tras la entrada en vigor de los agudos recortes del gasto a principios de este mes de marzo.

Por ello, sostuvo que "la política monetaria no puede compensar un ajuste fiscal de esa magnitud", que se calcula reste cerca del 0,6 % al PIB de EE.UU. solo para 2013.

La Bolsa de Wall Street, que se encuentra en máximos desde el estallido de la crisis de 2008, cerró hoy en terreno positivo y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, avanzó un 0,39 % tras el comunicado esperado por la Fed.

La próxima reunión de la Reserva Federal está prevista para el 1 de mayo.

 

últimas noticias