La feria de las flores

Cerca de 300 floricultores nacionales y empresarios de 45 naciones se dieron cita en Proflora para consolidar nuevos negocios y fortalecer relaciones. Las flores colombianas ya tienen presencia en 90 países.

A la rueda de negocios organizada por Proexport asistieron cerca de 125 compradores de 29 países. / Archivo - El Espectador

En medio de flores colombianas que se han convertido en insignia en el exterior (como rosas, crisantemos, claveles y astromelias), 300 floricultores nacionales y empresarios de 45 países se dieron cita en la feria Proflora, la cual durante los últimos años se ha convertido en la vitrina de un sector que en el primer semestre de 2013 exportó casi US$750 millones a destinos como Estados Unidos, Rusia, Japón e Inglaterra.

Para la feria, Proexport confirmó la presencia de 125 compradores de 29 países en la rueda de negocios. Según la presidenta de la entidad, María Claudia Lacouture, el país se ha consolidado como un epicentro de producción de flores en el continente y aseguró que cada vez más están llegando empresarios de destinos como Bielorrusia, Emiratos Árabes, Finlandia, Holanda, Israel, Rumania, Ucrania, Turquía, entre otros, interesados en establecer relaciones comerciales.

“Holanda es el país invitado, nuestro principal competidor y proveedor de tecnología. Por primera vez en la feria vamos a tener un espacio dedicado a este campo”, comentó el presidente de Asocolflores, Augusto Solano Mejía. Entretanto, Robert van Embden, embajador del Reino de los Países Bajos en Colombia, dijo que “Colombia, al ocupar el segundo lugar como exportador de flores, constituye un gran potencial para ampliar nuestras relaciones económicas bilaterales en esta área”.

Pese a que los floricultores colombianos aseguran que la tasa de cambio continúa siendo un dolor de cabeza, Solano dijo que el sector “ya salió de cuidados intensivos y ahora está en intermedios”. Agregó que los empresarios del sector, ante los constantes vaivenes del dólar, “se volvieron conocedores en el uso de coberturas cambiarias. El nivel actual de la divisa es aceptable frente al que había. Esperaríamos que el Gobierno tome iniciativas más agresivas frente al tema”.

Para el dirigente gremial, es necesario que la floricultura se continúe fortaleciendo con inversiones en tecnología. “Esto requiere recursos con los que el sector no cuenta”.

 

 

Un fondo para las flores

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rubén Darío Lizarralde, radicó un proyecto de ley en el Congreso de la República que busca poner en marcha la creación del Fondo para la Floricultura. La iniciativa propone una contribución parafiscal del 2,3 por mil del valor mensual de las ventas para el mercado nacional o extranjero.

La propuesta del Gobierno pretende que los recursos que ingresen al fondo se inviertan en investigación, transferencia de tecnología, control de plagas y provisión de herramientas logísticas y sociales para hacer más competitivo al sector. Este dinero también tiene por objeto promover la apertura de nuevos mercados y el fortalecimiento de los existentes.