Fiduciaria Skandia liquidará cartera colectiva de Interbolsa

Advierte la compañía que dicho producto no cuenta con el patrimonio mínimo para operar con eficiencia en beneficio de los clientes.


La Fiduciaria Skandia anunció el inicio del proceso de convocatoria de una asamblea extraordinaria de inversionistas con la que buscan comenzar la liquidación de la Cartera Colectiva Brasil, una de las que fuera parte del portafolio de Interbolsa SAI hasta comienzos de este año.

Juan Fernando Upegui, representante legal de Fiduciaria Skandia S.A., manifestó que "a la fecha, la cartera en cuestión tiene 65 clientes y un patrimonio superior a los $1.238 millones". Y detalló que "la decisión de la liquidación responde a que dicha cartera no cuenta con el patrimonio mínimo para operar con eficiencia para beneficio de los clientes".

De acuerdo con la compañía, una vez culminen las etapas que contempla la liquidación, los clientes tendrán la opción de retirar sus recursos o de acceder a diferentes opciones de inversión. Dichas etapas son: 1) Información a inversionistas mediante comunicación escrita. Adicionalmente, para promover mayor claridad y asertividad en la evaluación individual de cada caso se contactará directamente a los 65 clientes, en los casos que se requiera, se realizarán reuniones presenciales. 2) Información a terceros, Bolsa de Valores y administradoras de sistemas de negociación de valores. 3) Convocatoria a asamblea extraordinaria de inversionistas a realizarse la última semana de noviembre. 4) Inicio del proceso de liquidación ordenada.

Fiduciaria Skandia, el 15 de marzo de 2013, había recibido la Cartera Colectiva Interbolsa Brasil, completando de esa forma la recepción de las tres que los inversionistas en éstas, administradas antes por SAI Interbolsa, decidieron pasar bajo la administración de la multinacional. En ese momento Upegui, dejó claro que “asumir la administración de estas tres carteras colectivas es muy satisfactorio, pues permitirá gestionar diferentes activos alternativos con más posibilidades de crecimiento y brinda la oportunidad de aumentar la oferta de soluciones que les facilitan a los clientes la diversificación de sus recursos”.

Una decisión que se toma justo un año después de que se destapara el escándalo que develó los malos manejos que las directivas del Grupo Interbolsa le dieron a sus compañías y que fue conocido como uno de los mayores escándalos financieros de la historia de Colombia. Un año de indagaciones, entrevistas, acusaciones que hasta ahora comienza con las audiencias y en donde los principales acusados son Rodrigo y Tomás Jaramillo, las cabezas máximas de la organización.

Temas relacionados