Fiduciarias, en ascenso

Las utilidades del negocio, a febrero de 2013, llegaron a los $60.796 millones.

Stella Villegas de Osorio,  presidenta de  Asofiduciarias.  / Luis Ángel
Stella Villegas de Osorio, presidenta de Asofiduciarias. / Luis Ángel

El descalabro de Interbolsa, que desde finales del año pasado sacudió al sistema financiero colombiano ante la liquidación de una de las firmas comisionistas de bolsa más grandes del país, hizo que muchos de los colombianos que tenían unos cuantos millones de pesos ahorrados replantearan sus modelos de inversión y redireccionaran los lugares en donde estaban poniendo, en muchos casos, el producto de su trabajo durante toda una vida.

Y entre las opciones aparecieron la fiduciarias colombianas, que con márgenes de seguridad altos abrieron sus puertas para recibir a los desalentados ahorradores a quienes, con cifras en mano, hoy les pueden decir: “el sistema financiero en conjunto registró un nivel de inversiones de $441 billones (con corte a febrero de 2013). Las inversiones del sector fiduciario, incluyendo inversiones propias y de los recursos administrados, ocupan el primer lugar de todo el sistema, con un total de $157 billones, cifra que representa el 36% del total”.

Stella Villegas de Osorio, presidenta de Asofiduciarias, tiene claro que la caída de Interbolsa no los tocó, “al contrario, se replegaron muchos clientes en el sector fiduciario, particularmente en las hoy denominadas carteras colectivas. No nos gusta mucho que la tragedia de otros se vuelva ventaja para nosotros, pero definitivamente los clientes se van a donde encuentran más confianza”. Y agrega: “Hay un millón de clientes en las carteras colectivas del sector fiduciario, un millón de personas tiene inversiones en carteras colectivas. Y hay 40 billones de pesos en carteras colectivas administradas por el sector. Eso quiere decir que la gente tiene una alternativa de inversión no solo en CDT, por ejemplo”.

La dirigente gremial aclaró que el Estado les da dos licencias a las fiduciarias. Una, administrador de fiducias, “que nosotros llamamos fiducias estructuradas”. La segunda es ser administrador de carteras colectivas. “Esa licencia se comparte con comisionistas de bolsa y con SAI (Sociedades Administradoras de Inversiones). El sector fiduciario tiene el 76% de la participación de esas carteras colectivas, de lejos es el mayor administrador. Para fin de año, noviembre, diciembre, enero, creció a 79%. Y luego se volvió a moderar. Los clientes fueron a cuentas corrientes, ahorros y carteras de las sociedades fiduciarias. Hoy los comisionistas volvieron a tener otra vez una recuperación de algunos de esos recursos y las SAI están decayendo”.

Asofiduciarias destacó la cuantía de los rendimientos abonados a negocios de pasivos pensionales y fondos de inversión administrados por las fiduciarias. “A estos negocios el sector fiduciario entregó 1,2 billones de pesos y 335.000 millones de pesos respectivamente”. Y destacó que “en el acumulado a febrero de 2013 las sociedades fiduciarias presentaron utilidades por $60.796 millones”, además de resaltar que respecto a fondos de inversión, el sector a través de 122 de ellos administra recursos por 40,6 billones de pesos, activos que equivalen al 6% del PIB colombiano.