FMI amplía Línea de Crédito Flexible a Colombia hasta US$ 11.500 millones

Las autoridades colombianas manifestaron su intención de tratar el acuerdo como precautorio y no prevén utilizar los recursos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) renovó por dos año más la Línea de Crédito Flexible a favor de Colombia por US$11.500 millones, informó el Banco de la República.

Este nuevo acuerdo remplaza el anterior firmado por US$5.400 millones. Las autoridades colombianas manifestaron su intención de tratar el acuerdo como precautorio y no prevén utilizar los recursos, dice el informe.

Mitsuhiro Furusawa, subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio, explicó que “Colombia tiene una trayectoria de contar con marcos de política muy sólidos, que incluyen un régimen de metas de inflación, un tipo de cambio flexible, una eficaz supervisión y regulación del sector financiero y una política fiscal guiada por una regla del balance estructural. Las autoridades están firmemente comprometidas a mantener estas políticas y a emprender nuevas iniciativas para afianzar la resiliencia de la economía y para estimular la competitividad y el crecimiento".

Destaca que “las políticas macroeconómicas aplicadas por Colombia han brindado flexibilidad para desplegar una respuesta coordinada y gradual a la pronunciada, caída de los precios del petróleo. El régimen de tipo de cambio flexible continúa siendo el principal amortiguador de los choques, al tiempo que la regla fiscal permite suavizar el ajuste del gasto a unas perspectivas del petróleo menos prometedoras a mediano plazo".

"El proceso de endurecimiento de la política monetaria actualmente en curso, llevará gradualmente de nuevo la inflación al rango fijado como meta, y el sistema bancario y el sector empresarial han preservado su buena salud financiera. Colombia cuenta con un nivel de reservas internacionales adecuado para épocas normales", destaca Mitsuhiro Furusawa, subdirector gerente y presidente Interino del Directorio.

Advierte que “sin embargo, los riesgos globales se han acrecentado, lo que podría aumentar la severidad de los choques que Colombia pudiera enfrentar, a pesar de la solidez de sus fundamentos económicos". El representante del organismo multilatreral de crédito destacó que "el nuevo acuerdo en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF) con un mayor acceso, va a proveer refuerzos adicionales y seguirá jugando un papel significativo en apoyar las políticas adoptadas por las autoridades para hacer frente a estos mayores riesgos a la baja. También proporcionará flexibilidad a las políticas y funcionará como un seguro temporal que afianzará la confianza de los mercados. Las autoridades planean continuar tratando la facilidad con carácter precautorio y eliminar gradualmente su uso a medida que los riesgos de las perspectivas mundiales y los precios de las materias primas se reduzcan sustancialmente”.

Recuerda el informe del FMI que el primer acuerdo a favor de Colombia fue aprobado el 11 de mayo de 2009, seguido de sendos nuevos acuerdos aprobados el 7 de mayo de 2010, el 6 de mayo de 2011,  24 de junio de 2013 y el 17 de junio de 2015.

Esta línea de crédito especial fue creada el 24 de marzo de 2009 y reforzada el 30 de agosto de 2010. Reconoce el Fondo que este crédito "está a disposición de países con fundamentos, políticas e historiales de implementación muy sólidos, y es especialmente útil para fines de prevención de crisis".

Estos acuerdos se aprueban para países que cumplen criterios de habilitación fijados de antemano. La Línea de Crédito Flexible es una línea de crédito renovable, que puede aprobarse con plazos de uno o dos años.

Los acuerdos por dos años implican un examen del derecho de acceso al cabo del primer año. Si el país utiliza la línea de crédito, el plazo de reembolso es de entre tres y cinco años. El acceso a los recursos del FMI en el marco de la LCF no está sujeto a un límite, y dicho acceso se determina teniendo en cuenta las circunstancias de cada caso.

Los países habilitados tienen acceso pleno e inmediato a la totalidad de los fondos, sin condiciones continuas. Existe flexibilidad para utilizar la línea de crédito en el momento en que es aprobada o para tratarla como un instrumento precautorio, remarca el informe del FMI.

Temas relacionados