Fondo del ganado, un año después del cambio de administración

En enero de 2016, después de casi 13 años, Fedegán perdió la administración de la cuenta parafiscal que, luego, entró en liquidación. La demora en la selección del nuevo responsable tiene en vilo a algunos productores.

El Fondo Nacional del Ganado se creó en 1993. / Archivo
El Fondo Nacional del Ganado se creó en 1993. / Archivo

Que el nuevo fondo parafiscal de los ganaderos, con el cual se financian programas como el de la vacunación contra la fiebre aftosa, no se alcanzaría a adjudicar en 2016, como se había previsto, estuvo claro desde octubre del año pasado. La idea era que este enero, justo cuando la cuenta cumple un año en manos del Ministerio de Agricultura, empezara el proceso de selección. Sin embargo, el Gobierno modificó por tercera vez el cronograma de la licitación, con lo cual el proceso se iniciará en marzo, para conocer el nombre del nuevo administrador quizá en mayo.

La justificación que dio la cartera agropecuaria para el aplazamiento fue la necesidad de conocer el concepto del Consejo de Estado respecto a algunas inquietudes que llegaron al Ministerio, sin embargo, el alto tribunal se encuentra en vacancia. Mientras eso ocurre, algunos gremios del sector han manifestado su inquietud respecto a los recursos públicos que están de por medio. Carlos Estefan, gerente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (Analac), expresó su preocupación a causa de que, según él, la inversión del recaudo se encuentra “congelada”.

“Habiendo el recaudo de la cuota de manera permanente, el reclamo desde el sector de productores de leche es que no se haya asignado un solo peso para proyectos que venían ejecutándose, para nuevos proyectos y para dar aplicación a la Ley 101 del 93”, afirmó Estefan. Se refiere a inversiones como asistencia técnica o la segunda fase del programa para el mejoramiento de la calidad de la leche, que consistía en capacitaciones dirigidas a los ganaderos sobre las condiciones necesarias para entregar a los acopiadores leche de buena calidad, y que de esa manera el productor maximice sus ingresos.

Al respecto, el Ministerio respondió que, en efecto, “financió diversos proyectos para el mejoramiento de la calidad de leche relacionados con el mejoramiento de las condiciones de producción a pequeños productores, pero los mismos no tenían relación ninguna con la parafiscalidad”, excepto en ocasiones en que la cofinanciación de una contrapartida cercana al 5 % del gremio proponente se solicitaba a la parafiscalidad, pero no en dinero, sino en apoyo de profesionales, según el Ministerio. Lo mismo sucede, dice la entidad, ante el reclamo sobre el “congelamiento” de las alianzas productivas que hacen los productores de leche.

Por su parte, Fedegán, el anterior administrador, manifestó su descontento e incertidumbre frente a los repetidos aplazamientos del proceso. Eso, según José Félix Lafaurie, presidente del gremio, ha demorado a Fedegán para presentar su propuesta en la licitación, pues esa federación está interesada en recuperar la administración de la parafiscalidad, responsabilidad que tenía desde 1993, cuando se creó el Fondo Nacional del Ganado (FNG).

El presidente de Fedegán insiste en que el Gobierno le arrebató al gremio la administración de los parafiscales como retaliación por las críticas que Lafaurie y desde la federación se hicieron al proceso de paz con las Farc. El FNG entró en liquidación el año pasado, luego de haber sido garante de deudas cercanas a $70.000 millones que tenían los frigoríficos Friogán, cuyo accionista mayoritario era precisamente el fondo parafiscal.

Entre los argumentos que esgrimió el Gobierno para no renovar el contrato de administración a Fedegán estuvo el concepto de la Contraloría General de la República según el cual era inviable que el FNG fuera garante de deudas de terceros como Friogán, un aval que, señala Lafaurie, se otorgó con el visto bueno del Ministerio de Agricultura. En efecto, el ministerio de Andrés Felipe Arias permitió dar ese respaldo.

Los parafiscales de cerca de 500.000 ganaderos hoy se recaudan a través de la Cuenta Nacional de Carne y Leche, la cual será adjudicada este año, según lo anunciado, y que por ahora está encargada a Fiduagraria. Además de Fedegán, entre los interesados para quedarse con esa administración están Analac, que evalúa presentarse en conjunto con Unaga, y la Nueva Federación Ganadera, el gremio que se formó el año pasado a partir del descontento de algunos ganaderos con la gestión de Lafaurie y el cual ha sido bienvenido por el Gobierno.

Después de un año del fin de la administración parafiscal de Fedegán, el Ministerio resalta resultados como el recaudo de la cuota (ver tabla) y el ahorro de $1.134 millones mensuales a causa de la reducción de 112 trabajadores en los períodos del ciclo de vacunación contra fiebre aftosa y brucelosis y 285 trabajadores cuando no se surten esos ciclos. La nueva cuenta llevó a cabo el segundo período de vacunación. “Frente a los reportes preliminares de la semana 7 se incrementó la vacunación en 38.674 predios y en 353.702 bovinos comparados con el mismo ciclo en 2014”, exaltó la cartera agropecuaria.

De otro lado, Fedegán continúa advirtiendo de que el “atropello” en su contra “marca un antes y un después en la historia de las relaciones entre el Gobierno y la sociedad civil. Nunca antes un ministro de Estado se había dedicado a destruir un gremio por no plegarse a los designios del Gobierno, y a promover abiertamente la creación de uno nuevo que sirviera a sus espurios intereses”, como expresó Lafaurie en su discurso ante el Congreso de Fedegán, en diciembre pasado, al que por supuesto no asistieron ni el presidente Santos ni el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri.

 

últimas noticias