La fórmula para elevar las exportaciones

El más reciente estudio del BID advierte que si el país logra reducir el 1% los costos internos de transporte, incrementaría las exportaciones.

De acuerdo con el estudio del BID, los más beneficiados serían los exportadores del sur del país. / Archivo

“Los exportadores de productos metálicos de Villavicencio en el departamento del Meta, localizado en el centro de Colombia, deben usualmente despachar sus productos al puerto de Cartagena, ubicado en la costa Atlántica, a una distancia de poco más de 1.100 kilómetros, un trayecto cuyo recorrido lleva más de 18 horas”. Distancia extensa que les resulta muy costosa a la hora de transportar sus mercancías.

Así, con casos puntuales, un grupo de investigadores del Banco Interamericano de Desarrollo entendió por qué muchas de las empresas de cinco países de la región (Brasil, Chile, Colombia, México y Perú) no son competitivas a la hora de poner sus productos en el puerto y prefieren quedarse atendiendo sólo el mercado interno o frenar sus expectativas de crecimiento.

La reflexión fue incluida en el documento titulado Muy lejos para exportar, que advierte que las empresas “que poseen las destrezas y los recursos necesarios para producir bienes cuya demanda es elevada en los mercados regionales y mundiales, deben hacer frente a unos altos costos de transporte interno, lo cual termina por destruir en el camino —literalmente hablando— sus ventajas comparativas”.

En el grupo de países estudiados, a pesar de que se presentan similitudes, se observa que México es el que asume los gastos menos altos de todo el grupo. Lo siguen Chile, luego Perú y Brasil, y Colombia es, lamentablemente, el menos competitivo de todos. Por eso, precisamente, “Colombia surge como el país que más se beneficiaría de las mejoras de infraestructura y servicios de transporte: una reducción del 1% en los costos internos de transporte podría incrementar las exportaciones agropecuarias hasta en un 7,9%, las de manufacturas hasta en un 7,8% y las de minería en un 5,9%”.

Y aunque no tiene a la mano una fórmula estadística que permita corroborar las cifras de las que habla el BID, Eduardo Chaparro, director de la Cámara Asomineros, de la Andi, manifestó: “Es indudable que las mejoras en la infraestructura, que reducirían los tiempos de transporte y por tanto los costos de tonelada/kilómetro para productos manufacturados en el centro del país a partir de la minería, harían más competitivo al sector y podrían enfrentar mejor la caída de precios internacionales”.

Mauricio Mesquita, autor del texto en colaboración con Juan Blyde, Christian Volpe y Danielken Molina, recalca que “los mayores beneficiarios de una infraestructura de transporte más desarrollada y eficiente no estarían en São Paulo, Ciudad de México, Bogotá, Santiago o Lima, sino en el centro oeste de Brasil, en el sur de México, la sierra del Perú, el sureste de Colombia y el sur de Chile”.

A lo que se refiere puntualmente es a que “en Colombia, una convergencia de los costos de transporte interno de todo el país a un nivel como el que disfruta el departamento del Magdalena —cuyos valores figuran en el 25% más bajo en el ámbito nacional— tendría el impacto más significativo en las regiones más apartadas y pobres. El beneficio más marcado se produciría en los departamentos del sureste, donde las exportaciones aumentarían en promedio entre un 10% y un 45%”.

[email protected]

@EdwinBohorquezA